24 de septiembre de 2010

Fruto nuevo de tu cielo



(Escuchar aquí)

Sopla, Señor, en nuestras vidas la esperanza, tu grandeza. Regálanos la confianza en tu Espíritu que nos abre a horizontes anchos y amores fecundos. Haznos fieles entre tus pobres y lánzanos al servicio de los hombres y mujeres de nuestro tiempo.

Que en tu brisa seamos bautizados hacia la plena libertad, que seamos rama de tu árbol y fruto nuevo de tu cielo. Sopla, Señor, en nosotros palabras de bendición y restaura nuestras vidas, nuestros compromisos, nuestros sueños...

Te sentí pasar
a oscuras por mi corazón.
Me decías: "Busca,
que a tu puerta estoy".
En mi sendero caminabas
Tú, Señor,
y en mi casa me esperabas
Tú, Señor,
a cenar contigo,
corazón amigo.

Te sentí llegar,
callado en mi soledad.
Me decías: "Oye,
que te quiero hablar".
En el silencio me hablabas
Tú, Señor.
Tu paciencia me esperaba,
¡Oh Señor!
a cenar contigo,
corazón amigo.

(P. Esteban Gumucio, SSCC).

_____________________

Fruto nuevo de tu cielo
es una canción de Martín Duarte, integrante del grupo argentino de música religiosa Metanoia. Puedes bajar la letra y los acordes aquí (Fruto nuevo de tu cielo).

20 de septiembre de 2010

Para ti toda mi música


(Escuchar aquí)

"Voy a cantar al amor y a la justicia; en tu honor, Señor, quiero tocar. Seguiré el camino de los rectos: ¿Cuándo vendrás a mí? Procederé con rectitud en medio de mi casa; no me ocuparé de cosas indignas" (Sal 101).

"¡Qué bueno es dar gracias al Señor, y cantar para tu nombre, oh Altísimo! Publicar tu amor por la mañana, y tu fidelidad durante la noche, al son de la lira de diez cuerdas, con la melodía de la cítara y el arpa. Tú me alegras, Señor, con tus acciones, y canto jubiloso por la obra de tus manos" (Sal 92).

"¡Vengan, cantemos alegres al Señor, aclamemos a la Roca que nos salva! Entremos en su presencia dándole gracias, aclamándolo con cantos. Porque el Señor es un Dios grande, rey poderoso más que todos los dioses" (Sal 95).

"Canten al Señor un canto nuevo, que toda la tierra cante al Señor. Canten al Señor, bendigan su nombre, celebren día tras día su victoria" (Sal 96).

"Canten al Señor un canto nuevo, porque ha hecho maravillas; su mano le ha dado la victoria, su santo brazo (...) Canten al Señor con la cítara, con la cítara y los demás instrumentos; al son de trompetas y clarines, aclamen al Señor, que es rey" (Sal 98).

"Den gracias al Señor, invoquen su nombre, publiquen entre los pueblos sus proezas, cántenle, toquen en su honor, proclamen sus maravillas, gloríense de su nombre santo, que se alegren los que buscan al Señor (Sal 105).

_________________________

Para ti toda mi música es una composición de la Hermana Glenda, reconocida cantante católica chilena radicada en España desde hace muchos años. Se encuentra en su disco "Con nostalgia de ti" (2002). Puedes bajar la letra y los acordes aquí (Para ti toda mi música).

5 de septiembre de 2010

Pan y Cebolla



(Escuchar aquí)

"Que me bese con besos de su boca.
Son mejores que el vino tus amores,
exquisito el olor de tus perfumes,
tu nombre es aroma que se expande,
por eso te aman las doncellas.
Llévame contigo, ¡corramos!
Condúceme, rey mío, a tus alcobas,
para alegrarnos y gozar contigo,
y gustar tus amores más que el vino.
¡Por algo se enamoran de ti!"
(Cantar de los cantares, 1, 2-4).

El Señor de la historia sale a nuestro encuentro en el amor humano... Qué misterio grande la vocación a la que hemos sido llamados. Y es que nuestro cariño comprometido es la escuela donde aprendemos también a dejarnos amar a cuerpo entero. El deseo, la paciencia, el tiempo simple, la ternura, los sueños compartidos, el gozo en común.

En el otro encontramos nuestra propia identidad, redimida por ese amor y fuego que nos hace nacer denuevo una y otra vez. Y así, en la alegría y en la tristeza, en la serenidad y en la angustia, en el perdón y también el reencuentro vamos aprendiendo a ser más humanos, más felices.

Contigo quiero encontrar mi rinconcito; contigo quiero anidar y trenzar una nueva historia. No ofrezco joyas; sólo mi abrigo... Contigo quiero el amor, mi descendencia; en la inclemencia y el esplendor. Contigo vuelo mejor... Gloria en la gloria, mi fe descolla contigo. Repito y sigo...

Contigo en la tentación, mano con mano hasta veterano. Contigo está mi corazón y dejo en custodia mi paz, mi historia, mi sol, mi trigo. Pan y cebolla, sólo contigo.

___________________

Pan y cebolla es una canción de Francisco Villa, trovador chileno. Se encuentra en su disco "Porfía" (2002). Puedes adquirir su música en esta dirección (PortalDisc).