31 de mayo de 2010

Tal como eres



(Escuchar aquí)

"Era la víspera de la fiesta de la pascua. Jesús sabía que le había llegado la hora de dejar este mundo para ir al Padre. Y él, que había amado a los suyos, que estaban en el mundo, llevó su amor hasta el final...

Estaban cenando y ya el diabo había convencido a Judas Iscariote, hijo de Simón, para que entregara a Jesús. Entonces Jesús, sabiendo que el Padre le había entregado todo, y que de Dios había venido y a Dios regresaba, se levantó de la mesa, se quitó el manto, tomó una toalla y se la colocó en la cintura.

Después echó agua en una palangana y comenzó a lavar los pies de los discípulos y a secárselos con la toalla que llevaba a la cintura. Cuando llegó a Simón Pedro, éste se resistió: - Señor, ¿cómo vas a lavarme tú a mí los pies? Jesús le contestó: - Lo que estoy haciendo, tú no lo puedes comprender ahora; lo comprenderás después. Pedro insistió: - Jamás permitiré que me laves los pies.

Entonces Jesús le respondió: - Si no te lavo los pies, no tendrás nada que ver conmigo. Simón Pedro reaccionó diciendo: - Señor, no sólo los pies; lávame también las manos y la cabeza. Pero Jesús le dijo: - El que se ha bañado sólo necesita lavarse los pies, porque está completamente limpio" (Juan 13, 1-10).

Renovados por las aguas del bautismo, nos presentamos delante de nuestro Señor tal como somos... desnudos, sin astucias ni escondites. En nuestra pobreza, es la mirada de Dios sobre nuestras propias vidas la que nos restaura; sus ojos llenos de amor y misericordia. Tal como somos, vamos al encuentro de Aquél que nos hace ser más plenamente nosotros mismos.

___________________

Tal como eres es una canción de Bernardita Batlle. Se encuentra en el disco del Coro de la CVX Jóvenes de Santiago, titulado "Nosotros somos el Cuerpo de Cristo" (2009). Conoce más sobre el proyecto en su página web. Puedes descargar la letra y los acordes aquí (Tal como eres).

21 de mayo de 2010

Cara a cara



(Escuchar aquí)

"Mira que estoy de pie junto a la puerta y llamo. Si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él y él conmigo (Ap 3, 20). El Señor ha venido, viene una y otra vez, pero también vendrá de un modo definitivo. La vocación cristiana no termina en este mundo, sino en el encuentro definitivo de los amores, en la historia resucitada y la promesa cumplida.

Ese momento íntimo e insustituible de la verdad cara a cara con el Amor más grande, también es Buena Noticia para nuestro mundo. Entonces se abrirán todas las puertas y el banquete del reino será fiesta grande y generosa, junto a los pobres de la tierra y los peregrinos de todo tiempo.

Ábreme, hermana mía,
amada mía,
paloma mía...
que mi cabeza está
cubierta de rocío;
escarchados de frío,
de noche,
mis cabellos.

Tiene el alma una puerta
viene Cristo a tocarla:
"Mira, estoy a tu puerta,
estoy a tu puerta y llamo;
si escuchas hoy mi voz,
si hoy tu puerta me abres,
vendré como un amigo,
entraré a tu casa...
cenaré contigo..."

Ábreme, hermana mía,
amada mía,
paloma mía.

P. Esteban Gumucio SS.CC.

______________________

Cara a cara es una canción de Marcos Vidal, reconocido cantante cristiano. En esta versión, el canto es interpretado por Teresita Sandoval Bas en su disco "Toda tuya" (2008). Puedes bajar la letra y los acordes aquí (Cara a cara).

20 de mayo de 2010

Dios de la Vida


(Ver video aquí)

CONTEMPLACION PARA ALCANZAR AMOR

Primero conviene advertir en dos cosas: La primera es que el amor se debe poner más en las obras que en las palabras. La segunda, el amor consiste en comunicación de las dos partes, es a saber, en dar y comunicar el amante al amado lo que tiene o de lo que tiene o puede, y así, por el contrario, el amado al amante...

Pedir cognoscimiento interno de tanto bien recibido, para que yo enteramente reconosciendo pueda en todo amar y servir a su divina majestad.

El primer puncto es traer a la memoria los beneficios rescibidos de creación, redempción y dones particulares, ponderando con mucho afecto quánto ha hecho Dios nuestro Señor por mí y quánto me ha dado de lo que tiene y consequenter el mismo Señor desea dárseme en quanto puede según su ordenación divina...

El segundo, mirar cómo Dios habita en las criaturas, en los elementos dando ser, en las plantas vejetando, en los animales sensando, en los hombres dando entender; y así en mí dándome ser, animando, sensando, y haciéndome entender; asimismo haciendo templo de mí seyendo cirado a la similitud y imagen de su divina majestad...

El tercero, considerar cómo Dios trabaja y labora por mí en todas cosas criadas sobre la haz de la tierra, id est, habet se ad modum laborantis. Así como en los cielos, elementos, plantas, fructos, ganados, etc., dando ser, conservando, vegetando y sensando, etc...

El cuarto, mirar cómo todos los bienes y dones descienden de arriba, así como la mi medida potencia de la suma y infinita de arriba, y así justicia, bondad, piedad, misericordia, etc., así como del sol descienden los rayos, de la fuente las aguas, etc...

Acabar con un coloquio y un Pater noster.

____________________

Ejercicios Espirituales de San Ignacio de Loyola [230 - 237]. Para conocer más sobre la espiritualidad ignaciana, puedes visitar la página de los Jesuitas en el mundo o los diversos Centros de Espiritualidad que existen en casi todos los países. Recursos para la oración ignaciana hay muchos también en internet. Este video fue producido y editado por José Rafael Garrido, SJ como parte del trabajo que realizan los jesuitas colombianos en el Centro Ignaciano de Reflexión y Ejercicios (CIRE).

15 de mayo de 2010

Ave Maria



(Escuchar aquí)

Ave María gratia plena,
dominus tecum,
benedicta tu in mulieribus,
et benedictus fructus ventris tui, Jesus.

Sancta Maria Mater Dei,
ora pro nobis peccatoribus,
nunc et in hora mortis nostrae. Amen.

Dios te salve, María, llena de gracia, el Señor está contigo,bendita eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Ayudados de las hermosas palabras de don Pedro Casaldáliga, una vez más recurrimos al nombre de María para reconocer y agradecer la dignidad de nuestra fe, la pureza de nuestra esperanza:

"Decir tu nombre, María, es decir que la Pobreza compra los ojos de Dios, que la Promesa sabe a leche de mujer y nuestra carne viste el silencio del Verbo. Decir tu nombre, María, es decir que el Reino viene caminando con la Historia; es decir junto a la Cruz y en las llamas del Espíritu..."

"Decir tu nombre, María, es decir que todo nombre puede estar lleno de Gracia, que toda suerte puede ser también Su Pascua. Es decirte toda Suya, Causa de Nuestra Alegría."

______________________

Ave Maria es una canción de Caetano Veloso en la voz de Maria Bethânia, conocida cantante brasilera. Se encuentra en su disco "Cânticos, preces, súplicas à Senhora dos Jardins do Céu" (2003).