12 de julio de 2009

Toma mi mano y ven



(Escuchar aquí)

El ministro les pregunta: "¿Han venido a contraer matrimonio libre y voluntariamente? Al elegir el estado matrimonial, ¿están dispuestos a amarse y honrarse mutuamente durante toda la vida? ¿Están dispuestos a recibir de Dios, responsable y amorosamente, los hijos, y a educarlos en la ley de Cristo y de su Iglesia?"

"Así pues, ya que quieren contraer santo matrimono, dense la mano, y manifiesten su consentimiento ante Dios y la Iglesia". El esposo luego continúa, dirigiéndose a su esposa: "Yo me entrego a ti por esposo y prometo serte fiel, en lo favorable y en lo adverso, y, así, amarte y respetarte todos los días de mi vida".

La esposa prosigue: "Yo me entrego a ti por esposa y prometo serte fiel, en lo favorable y en lo adverso, y, así, amarte y respetarte todos los días de mi vida". El ministro culmina diciendo en voz alta: "El Señor confirme este consentimiento que han manifestado ante la Iglesia y derrame su bendición sobre ustedes. Lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre. Amén".

Qué misterio grande éste de un Dios que ha querido mostrarnos su Amor en el amor humano. Y es que "... el amor procede de Dios y el que ama ha nacido de Dios y conoce a Dios (...) porque Dios es amor" (1 Jn 4, 7-8). Le damos gracias humildemente, desde las entrañas, porque en nuestros corazones ha infundido el deseo sincero de un amor cariñoso, comprometido, abierto y fiel como el suyo.
____________________

Toma mi mano y ven es una canción compuesta para la liturgia matrimonial, especialmente para acompañar el símbolo de la postura de argollas. Esta versión la interpreta Alberto Plaza y Cecilia Echeñique, cantantes chilenos de sólida trayectoria en la música popular. Se encuentra grabada en el disco "Concierto de Oraciones", volumen 10. Puedes bajar la letra y los acordes aquí (Toma mi mano y ven).