2 de mayo de 2009

Respirar




La experiencia del Resucitado es libertad, encuentro con lo más hondo de nuestra identidad. En este tiempo en que renovamos las promesas de nuestro Bautismo, volvemos a respirar profundo, a reconocernos una vez más como hijos e hijas amados, a dejarnos llenar por el Espíritu de Dios que nos devuelve la paz, que nos hace felices.

Una fe auténticamente cristiana jamás nos deshumaniza... Y es que la invitación del Señor es a vivir en plenitud. El mundo muchas veces funciona queriendo arrebatarnos esa dignidad inalienable de haber sido creados para un amor libre. Pero Jesús, muerto y resucitado, es nuestra propia Pascua; el Camino firme, la Verdad amorosa, la Vida completa que nada ni nadie nos puede quitar.

Pues no serán ni los títulos que conseguimos, ni la ropa que usamos, ni el dinero que ganamos lo que defina la belleza de nuestra mirada. No serán las cosas acumuladas en nuestro peregrinar las que nos revelarán quiénes somos, sino los rostros y las historias que nos sostienen, los sueños y las caídas que vivimos; aquellos que amamos y aquellos que perdonamos...

Ahí donde somos más nosotros mismos, ahí donde podemos ser hermanos y hermanas, comunidad, Iglesia, Pueblo, pan, esfuerzo, trabajo y perdón. Ahí se nos manifiesta el Resucitado animando la historia y sacando lo mejor de lo nuestro.

_________________________

Respirar es una canción de Nico Montero, cantautor español de larga trayectoria en la música religiosa. En este blog hemos presentado ya su versión del Salmo 23 (El Señor es mi pastor). Este canto que ahora nos regala un respiro también se encuentra en su disco "Lo nuevo ha comenzado" (2000). Puedes acceder a la letra y los acordes aquí (Respirar).