27 de diciembre de 2009

Llegaste Tú


(Ver video aquí)

Llegaste, Señor, a nuestras vidas y nada podrá ya ser igual. La historia ha sido traspazada por tu presencia silenciosa y en tu Encarnación se nos ha revelado el verdadero rostro del ser humano.

Te damos gracias, Señor, porque cumples tus promesas. Llegaste despacito; niño frágil, pobre y humilde. En medio de nuestros dolores y esperanzas, nos abriste las puertas del amor que sueña que otro mundo es posible.

Tú, Señor, eres fuente de alegría que vence, que abraza y que ilumina. Entero entregado por amor, nos regalaste en tu camino de pobres un horizonte a nuestro propio caminar. Como nos dice la liturgia:

"En verdad es justo y necesario, es nuestro deber y salvación darte gracias siempre y en todo lugar, Señor, Padre santo, Dios todopoderoso y eterno, por Cristo, Señor nuestro.

Por él hoy resplandece ante el mundo el maravilloso intercambio de nuestra salvación; pues al revestirse tu Hijo de nuestra frágil condición no solamente dignificó nuestra naturaleza para siempre, sino que por esta unión admirable nos hizo partícipes de su eternidad.

Por eso, unidos a los coros de los ángeles, te alabamos llenos de alegría" (Prefacio de Navidad III).

______________

Llegaste Tú es una canción de Luis Martín, conocido como Luis Guitarra, cantante español de gran trayectoria en la música cristiana de compromiso. Esta canción se encuentra en su disco "Desaprender" (2006). Puedes bajar la letra y los acordes aquí (Llegaste tú).

10 de diciembre de 2009

Nacimiento de Jesús


(Ver video aquí)

"Al sexto mes, envió Dios al ángel Gabriel a una ciudad de Galilea llamada Nazaret, a una joven desposada con un hombre llamado José, de la descendencia de David; el nombre de la joven era María..." (Lc 1, 26-27). "Y, antes de vivir juntos, resultó que esperaba un hijo por la acción del Espíritu Santo (Mt 1, 18).

"En aquellos días el emperador Augusto promulgó un decreto ordenando que se hiciera el censo de los habitantes del imperio. Este censo fue el primero que se hizo durante el mandato de Cuirino, gobernador de Siria. Todos iban a inscribirse a su ciudad de origen. También José, por ser de la descendencia y familia de David, subió desde Galilea, desde la ciudad de nazaret, a Judea, a la ciudad de David que se llama Belén, para inscribirse con María, su esposa, que estaba en cinta. Mientras estaban en Belén le llegó a María el tiempo del parto, y dio a luz a su hijo primogénito, lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre, porque no había sitio para ellos en la posada..." (Lc 2, 1-7).

"Por entonces unos sabios de oriente se presentaron en Jerusalén, preguntando: '¿Dónde está el rey de los judíos que ha nacido? Hemos visto su estrella en el oriente y venimos a adorarlo" (Mt 2, 1-2). "Ellos, después de oír al rey Herodes, se pusieron en camino, y la estrella que habían visto en oriente los guió hasta que llegó y se detuvo encima de donde estaba el niño. Al ver la estrella, se llenaron de una inmensa alegría. Entraron en la casa, vieron al niño con su madre María y lo adoraron postrados en tierra. Abrieron sus cofres y le ofrecieron como regalo oro, incienso y mirra" (Mt 2, 9-11).

"Había en aquellos campos unos pastores que pasaban la noche en pleno campo cuidando sus rebaños por turnos. Un ángel del Señor se les presentó, y la gloria del Señor los envolvió con su luz..." (Lc 2, 8-9). "Fueron de prisa y encontraron a María, a José y al niño acostado en el pesebre. Al verlo, contaron lo que el ángel les había dicho de este niño. Y cuantos escuchaban lo que decían los pastores, se quedaban admirados..." (Lc 2, 16-18).

29 de noviembre de 2009

Madre de los cansados



(Escuchar aquí)

Virgen Inmaculada, Señora de nuestro camino. La que lucha y peregrina al paso de nuestras penas, en la misma vereda. La madre de todos porque lo es del más pobre, del más anónimo y cansado. La Iglesia se llena de esperanza en ti, María.

Reina de los humildes, guarda abierta la puerta a tus hijos. Tú que tienes los brazos firmes, los pies cansados de tanto andar en el amor encarnado, enséñanos a compartir el banquete solidario de la vida.

Tú que le enseñaste a Cristo el don del tiempo perdido, de la mirada honda y el auténtico silencio, muéstranos el camino hacia tu hijo al ritmo del trabajo cotidiano. En el gozo y en la pena, en la esperanza y el susurro amanecido, te invocamos, Madre, con amor sencillo:

"Decir tu nombre, María, es decir que la Pobreza compra los ojos de Dios. Decir tu nombre, María, es decir que la Promesa sabe a leche de mujer. Decir tu nombre, María, es decir que nuestra carne viste el silencio del Verbo. Decir tu nombre, María, es decir que el Reino viene caminando con la Historia".

"Decir tu nombre, María, es decir junto a la Cruz y en las llamas del Espíritu. Decir tu nombre, María, es decir que todo nombre puede estar lleno de Gracia. Decir tu nombre, María, es decir que toda suerte puede ser también Su Pascua. Decir tu nombre, María, es decirte toda Suya, Causa de Nuestra Alegría" (Pedro Casaldáliga, Antología Mariana).

________________________

Madre de los cansados es una canción de Andrés Opazo, con texto del P. Esteban Gumucio, SSCC. Está grabada por el Conjunto Los Perales en su disco "Jesús es la Buena Noticia" (2000). Puedes bajar la letra y los acordes aquí (Madre de los Cansados).

7 de noviembre de 2009

Señor, ilumina mi vida



(Escuchar aquí)

Señor, ilumina mi vida,
Señor, muéstrame el camino,
que yo espero en ti
y no quiero seguir
un día más sin ti.

Señor, nuevamente he venido
como ves, vuelvo arrepentido,
ya ves, volví a fallar;
se resiente mi ser
y me ahoga este llorar.

Quisiera que abrieras
mi corazón en dos
y lo llenes de amor.

Señor, lléname de esperanza
y has crecer en mí la confianza;
sentir que tú estás aquí,
tan cerca de mí
y que puedo ser feliz.

Sentir que tú estás aquí,
tan dentro de mí
y que puedo ser feliz.
___________________

Señor, ilumina mi vida es una canción de Fernando Leiva. La encuentras en su disco "Crecerá la verdad" (2001). Toda la producción de este cantante católico chileno está disponible para la venta a través de su pájina web y en varios locales de música religiosa. Puedes bajar la letra y los acordes aquí (Señor, ilumina mi vida).

27 de octubre de 2009

Otro mundo es posible...


(Ver video aquí)

"... Entonces intervino otro de sus discípulos, Andrés, el hermano de Simón Pedro, diciendo: 'Aquí hay un muchacho que tiene cinco panes de cebada y dos peces; pero ¿qué es esto para tanta gente?'

Jesús mandó que se sentaran todos, pues había mucha hierba en aquel lugar. Eran unos cinco mil hombres. Luego tomó los panes, y después de haber dado gracias a Dios, los distribuyó entre todos. Hizo lo mismo con los peces y les dio todo lo que quisieron" (Jn 6, 8-11).

Cuando la empresa parece imposible, cuando sentimos que a nadie le importa el bien común, cuando no se ven motivos para salir del propio mundo, los sencillos de corazón nos recuerdan que "la esperanza contra toda esperanza" (Rm 4, 18) convoca, nos saca del encierro y nos expone al encuentro del otro de un modo fecundo y eficaz.

Pidamos al Padre un amor grande y limpio, capaz de ir a las fronteras y permanecer en ellas. Atrevámonos a "mojarnos" para participar del Reino de justicia y solidaridad al que somos convocados. Vivamos, pues, nuestro Bautismo en plenitud; ofreciendo lo que somos y tenemos, aunque nos parezca poco e insuficiente.

_____________________________

Tum chalo tu hindustan chale
es un video de la campaña "Lead India", promovida por el diario The Times of India y producida por Agnello Dias, para generar en la ciudadanía una reflexión sobre el futuro líder que debía elegir la nación.

4 de octubre de 2009

El velo de las nubes



(Escuchar aquí)

Aún en esos momentos duros de nuestra vida, cuando la lluvia esconde las estrellas, cuando la neblina rodea nuestras colinas o las nubes oscuras cubren el cielo, el Señor de la vida está a nuestro lado...

El amor de Dios es concreto, próximo y eficaz. Y es que el amor del Padre se hace enteramente visible en la entrega y el amor de su Hijo... para que tengamos vida en abundancia. Jesús caminante, profeta y maestro. Jesús amigo y pastor, el que acompaña y el que desafía.

Felices los que cantan su confianza en el Rey de los cielos; su santidad brilla como las estrellas y su esperanza no se apaga ante el peligro. Aún cuando el sol se esconda o las tormentas se levanten, la fiesta de la Vida está ganada y ofrecida.

"¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿El sufrimiento, la angustia, la persecución, el hambre, la desnudez, el peligro, la espada? Ya lo dice la Escritura: 'Por tu causa estamos expuestos a la muerte cada día: nos consideran como ovejas destinadas al matadero'. Pero Dios, que nos ama, hará que salgamos victoriosos de todas estas pruebas.

Porque estoy seguro de que ni muerte, ni vida ni ángeles, ni otras fuerzas sobrenaturales, ni lo presente, ni lo futuro, ni poderes de cualquier clase, ni lo de arriba, ni lo de abajo, ni cualquier otra criatura podrá separarnos del amor de Dios manifestado en Cristo Jesús, Señor nuestro" (Rm 8, 35-39).

_______________________

The cloud's veil es una canción del compositor irlandés Liam Lawton, de larga trayectoria en la música cristiana. Puedes bajar la letra y los acordes aquí (The cloud's veil).

13 de septiembre de 2009

El Sermón del Monte



(Escuchar aquí)

Al ver tanta gente, Jesús subió a la montaña, se sentó, y se le acercaron los discípulos. Entonces comenzó a enseñarles con estas palabras:

"Dichosos los pobres en el espíritu,
porque de ellos es el reino de los cielos.
Dichosos los afligidos,
porque Dios los consolará.
Dichosos los humildes,
porque heredarán la tierra.
Dichosos los que tienen hambre y sed de hacer la voluntad de Dios,
porque Dios los saciará.
Dichosos los misericordiosos,
porque Dios tendrá misericordia de ellos.
Dichosos los limpios de corazón,
porque ellos verán a Dios.
Dichosos los que construyen la paz,
porque Dios los llamará sus hijos.
Dichosos los perseguidos por hacer la voluntad de Dios,
porque de ellos es el reino de los cielos.

Dichosos serán ustedes cuando los injurien y los persigan, y digan contra ustedes toda clase de calumnias por causa mía. Alégrense y regocíjense, porque será grande su recompensa en los cielos, pues así persiguieron a los profetas que vivieron antes que ustedes" (Mt 5, 1-12).

"En cambio, ¡ay de ustedes, los ricos,
porque ya han recibido su consuelo!
¡Ay de los que ahora están satisfechos,
porque tendrán hambre!
¡Ay de los que ahora ríen,
porque se entristecerán y llorarán!
¡Ay, cuando todos los hombres hablen bien de ustedes,
pues lo mismo hacían sus antepasados con los falsos profetas!"
(Lc 6, 24-26).
____________________

El Sermón del Monte es un canto del P. Cristóbal Fones, SJ con texto del P. Amado Anzi, SJ. Se encuentra en su último disco "Tejido a tierra" (2008), producido por Oregon Catholic Press. Puedes adquirirlo en Chile a través de Candil Producciones o en disquerías religiosas a lo largo del país. La letra y los acordes los puedes bajar aquí (El Sermón del Monte). Puedes ordenar el libro con las partituras de todas las canciones aquí (OCP).

16 de agosto de 2009

Lo que agrada a Dios



(Escuchar aquí)

Lo que agrada a Dios no son nuestras pirotecnias espirituales; ni siquiera el complejo andamiaje de los logros acumulados cada día. El pone sus ojos en el corazón humano, que sabe imperfecto, frágil y dependiente; anhelante, vivo y soñador.

A veces nos sentimos fuertes y listos para grandes azañas... Otras veces, apenas logramos sostenernos sobre nuestros pies. Pero el Señor conoce y ama nuestra pequeñez, sale sin escándalo a socorrer nuestra pobreza. Su misericordia es nuestra esperanza ciega, nuestra certeza más robusta.

Para los cansados, los que caemos una otra vez, los que casi podemos tocar la herida abierta de nuestras miserias y aún así vemos que el corazón no desfallece, nos viene bien recordar que Dios nos ama incondicionalmente. Esto nos anima en la tarea de ser santos, nos integra, nos conmueve.

"Un santo es imposible si no es un hombre, no digo un genio, sino un hombre completo dentro de sus propias dimensiones" (San Alberto Hurtado).
______________________

Lo que agrada a Dios es un canto compuesto por Luis Alfredo Díaz sobre un texto de Santa Teresita de Lisieux. Se encuentra en el disco dedicado a esta doctora de la Iglesia, "Teresa de Lisieux". Puedes bajar la letra y los acordes aquí (Lo que agrada a Dios).

8 de agosto de 2009

Alfarero del hombre



(Escuchar aquí)

San Ignacio de Loyola nos invita a "considerar cómo Dios trabaja y labora por mí en todas las cosas criadas sobre la haz de la tierra" (EE 236). Unimos nuestros propios trabajos al de Aquél que nos ha regalado todo; a ese Dios activo y perfecto en el amor; en quién vivimos, nos movemos y existimos (Hechos 17, 28).

Alfarero del hombre, mano trabajadora
que, de los hondos limos iniciales,
convocas a los pájaros a la primera aurora,

al pasto, los primeros animales.

De mañana te busco, hecho de luz concreta,

de espacio puro y tierra amanecida.

De mañana te encuentro, Vigor, Origen, Meta
de los profundos ríos de la vida.



El árbol toma cuerpo, y el agua melodía;

tus manos son recientes en la rosa;

se espesa la abundancia del mundo a mediodía,

y estás de corazón en cada cosa.



No hay brisa, si no alientas, monte, si no estás dentro,

ni soledad en que no te hagas fuerte.
Todo es presencia y gracia. Vivir es este encuentro:

tú, por la luz, el hombre, por la muerte.



¡Que se acabe el pecado! ¡Mira, que es desdecirte

dejar tanta hermosura en tanta guerra!
Que el hombre no te obligue, Señor, a arrepentirte
de haberle dado un día las llaves de la tierra.

_______________________

Alfarero del hombre es una composición de Oscar Silva a partir de un himno de la Liturgia de las Horas. Se encuentra en su disco "Dios no ha muerto". Puedes bajar la letra y los acordes aquí para interpretar esta canción (Alfarero del hombre). Hay muchos recursos en la internet para rezar. Te sugerimos el portal de los jesuitas irlandeses en español para una meditación corta y cotidiana (Sacred Space).

12 de julio de 2009

Toma mi mano y ven



(Escuchar aquí)

El ministro les pregunta: "¿Han venido a contraer matrimonio libre y voluntariamente? Al elegir el estado matrimonial, ¿están dispuestos a amarse y honrarse mutuamente durante toda la vida? ¿Están dispuestos a recibir de Dios, responsable y amorosamente, los hijos, y a educarlos en la ley de Cristo y de su Iglesia?"

"Así pues, ya que quieren contraer santo matrimono, dense la mano, y manifiesten su consentimiento ante Dios y la Iglesia". El esposo luego continúa, dirigiéndose a su esposa: "Yo me entrego a ti por esposo y prometo serte fiel, en lo favorable y en lo adverso, y, así, amarte y respetarte todos los días de mi vida".

La esposa prosigue: "Yo me entrego a ti por esposa y prometo serte fiel, en lo favorable y en lo adverso, y, así, amarte y respetarte todos los días de mi vida". El ministro culmina diciendo en voz alta: "El Señor confirme este consentimiento que han manifestado ante la Iglesia y derrame su bendición sobre ustedes. Lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre. Amén".

Qué misterio grande éste de un Dios que ha querido mostrarnos su Amor en el amor humano. Y es que "... el amor procede de Dios y el que ama ha nacido de Dios y conoce a Dios (...) porque Dios es amor" (1 Jn 4, 7-8). Le damos gracias humildemente, desde las entrañas, porque en nuestros corazones ha infundido el deseo sincero de un amor cariñoso, comprometido, abierto y fiel como el suyo.
____________________

Toma mi mano y ven es una canción compuesta para la liturgia matrimonial, especialmente para acompañar el símbolo de la postura de argollas. Esta versión la interpreta Alberto Plaza y Cecilia Echeñique, cantantes chilenos de sólida trayectoria en la música popular. Se encuentra grabada en el disco "Concierto de Oraciones", volumen 10. Puedes bajar la letra y los acordes aquí (Toma mi mano y ven).

29 de junio de 2009

Quédate con nosotros



(Escuchar aquí)

Desde el continente de la esperanza, como lo ha llamado Benedicto XVI, le suplicamos al Señor por esta Misión Continental que busca renovarnos a todos en el amor y la solidaridad. Son tantos los sueños, los desafíos y las búsquedas. Es tanta también nuestra gratitud al Señor que nos ha llamado a la vida. Esto nos mueve y nos enciende.

Unos a otros tenemos grandes noticias que regalarnos. El don de Jesucristo ha de ir impregnando nuestras relaciones humanas, nuestras instituciones, nuestras familias, nuestros trabajos; como semilla buena que cae en tierra fértil de amores y entregas, labrada con el esfuerzo de tantos y tantas.

Juntos somos convocados para compartir la misión de Cristo: sanar las heridas del corazón y del cuerpo entero, reconciliar a los desavenidos, promover la justicia, reconocernos hermanos y hermanas en la certeza del amor de Dios Padre.

Pidamos juntos, alegremente, que el Señor se quede con nosotros. Así lo hicieron los peregrinos de Emaús, que reconocieron la vida resucitada y las promesas cumplidas en el compartir sencillo de la mesa (Lc 24, 29-32). Nuestros pueblos saben de dolores y sacrificios. Pero también conocen la alegría de la fiesta y la esperanza nunca abatida y renunciada, aún en medio de la pobreza y la injusticia.

No nos callamos, no nos detenemos. Este nuevo llamado a una Misión Continental es una invitación a vivir nuestro bautismo comprometido, consecuente y solidario. Hay mucho que denunciar; hay mucho que construir. Que el Señor Jesús sea nuestra roca y nuestro horizonte para construir un mundo donde habite la justicia, donde reine la vida.

_____________________

Quédate con nosotros es una canción de Romina Gonzalez. Se encuentra en su segundo disco "Congregados por tu amor" (2009). Esta canción obtuvo el segundo lugar en el concurso del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) para definir el Himno de la Misión Continental. Puedes bajar el texto y los acordes aquí (Quédate con nosotros).

16 de junio de 2009

Hagan esto en memoria mía




Jesús, cuerpo entregado y sangre derramada, imagen visible del Dios que se hace pura exposición humana. En su entrega Jesús se ha despojado de su categoría superior para volverse accesible, manso y humilde de corazón. Dios en su Hijo no mantiene distancias entre el cielo y la tierra, sino que se quita corazas y renuncia a todos los seguros.

En los tiempos que corren esto impresiona fuertemente. Una presencia divina que voluntariamente no hace alarde de sí, que prefiere hacerse vulnerable y pasar inadvertida. Hoy, al igual que ayer, la presencia de Jesús Resucitado no violenta nuestros sentidos altaneros, que tienden a desmerecer lo sencillo y elemental cegados por lo espectacular.

No, el Hijo se hace manso, renuncia hasta a su cuerpo y su sangre entregándoselas a los hombres y mujeres de todos los tiempos, ofreciéndose como pan y vino eucarístico que señalan a toda presencia abierta, verdadera, que invita a la mesa, que restaura a los tristes, indignos y abandonados a su suerte.

La efectiva acción de Cristo Jesús interpela hoy a los espíritus inquietos y anhelantes de un mundo más reconciliado. Ubicándose en medio de la comunidad, invita a todos: hagan esto en memoria mía.

Es el llamado a volver a empezar, a acercarse al otro más pequeño, gesto que repara ese hambre de paz y solidaridad verdadera y comprometida. Es la más alta misión de reconciliar definitivamente en el amor al mundo con Dios y entre hermanos. Es el camino de Jesús entregado que sigue abriendo con su paso vivo en medio nuestro y con quien nos vemos arrastrados a hacer vida esos sus sueños.

______________________

Hagan esto en memoria mía es una composición musical de Cristóbal Fones, SJ con texto de Jorge Méndez, SJ. Se encuentra registrada en el disco "Tejido a Tierra" (2008) del mismo autor, producido por Oregon Catholic Press (OCP). En Chile lo distribuye Candil Producciones (Candil). Puedes bajar el texto y los acordes aquí (Hagan esto en memoria mía).

7 de junio de 2009

Laudamus te




Conmovidos por el don de la fe trinitaria, hoy damos gloria a Dios, Padre del cielo, y celebramos la paz que se nos regala en el Hijo de Dios, Jesús Resucitado, para vivir animados por el Espíritu de Dios, fuego de todo amor, de toda esperanza y alegría.

Lo alabamos, bendecimos y adoramos. Le damos gracias por su bondad infinita. El Señor Dios es rey del cielo y Padre todopoderoso. El Señor Jesús, hijo unigénito, es el Cordero de Dios que quita los pecados del mundo, el que tiene misericordia y escucha nuestras oraciones.

Sentado a la derecha del Padre, Cristo intercede por nosotros y nos regala su Espíritu. ¡Gloria a Dios en el cielo!

Laudamus te, benedicimus te, adoramus te, glorificamus te...

Gratias agimus tibi propter magnam gloriam tuam,
Domine Deus, Rex caelestis, Deus Pater omnipotens.
Domine fili unigenite, Jesu Christe,
Domine Deus, Agnus Dei, Filius patris,
Qui tollis peccata mundi, miserere nobis.
Qui tollis peccata mundi, suscipe deprecationem nostram.
Qui sedes ad dexteram Patris, miserere nobis.

Porque sólo Tú eres santo, sólo Tú, Señor. Sólo Tú, Altísimo Jesucristo, con el Espíritu Santo en la gloria de Dios Padre. Amén.

__________________

Laudamus te es composición del pianista cubano José María Vitier y forma parte de su obra "Misa Cubana a la Virgen de la Caridad del Cobre" (1997). En ella se conjugan la tradición clásica y los ritmos cubanos (danzón, contradanza y son) de un modo conmovedor y armonioso. Esta pieza musical, interpretada por el coro Exaudi, forma parte del canto de Gloria in excelsis Deo, propio del ordinario de la Misa.

4 de junio de 2009

Brisa suave




Ven, Espíritu Santo... La Iglesia proclama con todas sus voces, con todos los ritmos y melodías esta invocación que de mil formas resuena por estos días en medio de la riqueza universal de carismas y la diversidad generosa de la comunidad del Resucitado.

Como brisa suave, el Espíritu de Dios nos renueva y nos constituye Cuerpo de Cristo, testigos del triunfo del amor y la misericordia. Este mismo Espíritu es el que nos llena de su fuego, enciende nuestra esperanza y confirma la misión que compartimos todos los bautizados.

Con viva fe, invocamos al que es Señor y Dador de vida, que procede del Padre y del Hijo; quien con el Padre y el Hijo juntamente es adorado y glorificado; el que habló por los profetas y nos llena de consolación...

Ven, Espíritu divino, manda tu luz desde el cielo.
Padre amoroso del pobre, don, en tus dones espléndidos.
Fuente del mayor consuelo.

Ven, dulce huésped del alma, descanso de nuestro esfuerzo.
tregua en el duro trabajo, brisa en las horas de fuego,
gozo que enjuga las lágrimas, y reconforta en los duelos.

Entra hasta el fondo del alma, divina luz y enriquécenos.
Mira el vacío del hombre si tu le faltas por dentro;
mira el poder del pecado cuando no envías tu aliento.

Riega la tierra en sequía, sana el corazón enfermo,
lava las manchas, infunde calor de vida en el hielo,
doma al Espíritu indómito, guía el que tuerce el sendero.

Reparte tus siete dones según la fe de tus siervos.
Por tu bondad y tu gracia dale al esfuerzo su mérito;
salva al que busca salvarse y danos tu gozo eterno.

______________________

Brisa suave es una composición de la cantante brasilera Ziza Fernándes, de larga trayectoria en la música cristiana y reconocido talento. Esta versión que presentamos aquí en el blog está interpretada por Daniela Valenzuela en el disco compilatorio "Espíritu Santo" que ha producido Candil Producciones en Chile (2008). Puedes bajar la letra y los acordes aquí (Brisa suave).

25 de mayo de 2009

Paso a paso




Paso a paso vamos haciendo este camino que nadie más que nosotros puede recorrer. El Señor es el Dios de la historia, de la tuya, de la nuestra. Su resurrección va llenando poco a poco los rincones de este mundo, ahí donde hay gestos de amor y de compasión; ahí donde una sonrisa invita al perdón y una mirada limpia renueva los corazones.

Y es que la vida del Resucitado no es magia o triunfalismo fugaz. La muerte ha sido vencida, pero el sueño de Dios va penetrando con ternura en su creación redimida paso a paso, gesto a gesto, como un susurro; despertándonos a la libertad auténtica en que se juega el encuentro definitivo con su gracia.

Paso a paso nos aproximamos al Misterio Pascual que celebramos como Pueblo de Dios y del que participamos por el bautismo. Paso a paso nos vamos haciendo Cuerpo de Cristo, comunidad de discípulos. En su cuerpo y en su sangre encontramos paso a paso la verdad de nuestras vidas y el desafío de aprender a vivir del amor.

Rogamos a Dios, como hace el P. Esteban Gumucio, que nos de un corazón cotidiano, simple corazón amante y creyente; y que nos conceda la espera vigilante al paso de los días, los meses y los años, para que gota a gota, como la llave descompuesta, rebalse imperceptible y creciente su palabra secreta que nos salva.

____________________________

Paso a paso
es una canción de Fernando Leiva. La encuentras en su disco "Porque Dios lo ha querido" (2004), que forma parte de una colección litúrgica de gran riqueza para la renovación del repertorio ecuarístico. Puedes bajar la letra y los acordes aquí (Paso a paso).

9 de mayo de 2009

Todo




Todo lo que somos y tenemos, eso es lo que damos. No puede ser menos, pues todo lo hemos recibido del Señor... El Resucitado nos convoca y nos envía: "Sanen a los enfermos, resuciten a los muertos, limpien a los leprosos, expulsen a los demonios; gratis lo han recibido, entréguenlo también gratis" (Mt 10, 8).

Dios, que es generoso hasta darse a sí mismo en el Hijo, nos regala un rumbo seguro para nuestras vidas. Nos señala el norte, Jesús, para abrir caminos y volcarnos al servicio, para navegar las rutas de la compasión y el compromiso. Nos ha regalado grandes deseos para alzar las velas y encender el mundo. No podemos no inquietarnos, no podemos quedarnos de brazos cruzados.

Todo a nuestro alrededor es misión. Desde el silencio que nos permite escuchar la voz del Espíritu hasta la fiesta que nos ayuda a celebrar el gozo de la amistad, la reconciliación y el amor. El trabajo, la familia, mi país, los estudios; en todo Dios se nos está dando y en todo Dios nos está llamando.

No nos conformemos con un cristianismo de migajas. Es mucho lo que hemos recibido y, aunque no tuviésemos nada, eso aún lo podemos dar. Sólo así viviremos de la gracia y del amor del Señor. Él será nuestra fuerza, nuestra riqueza, nuestra esperanza. ¿Acaso no se juega nuestra vida en ello? Porque, ¿de qué nos sirve ganar el mundo entero si nos perdemos a nosotros mismos? (Lc 9, 25).

Tomad, Señor, y recibid toda mi libertad,
mi memoria, mi entendimiento y toda mi voluntad,
todo mi haber y mi poseer;
vos me lo disteis, a vos, Señor, lo torno;
todo es vuestro, disponed a toda vuestra voluntad;
dadme vuestro amor y gracia, que ésta me basta.
(Ejercicios Espirituales, 234).

______________________

Tudo es una canción compuesta por un grupo de jesuitas y laicos con ocasión del Año Jubilar Ignaciano. Se encuentra en el disco bilingüe "Misa del Año Jubilar" (2005), del grupo OPA (Oração Pela Arte). Encuentras la letra y los acordes para esta canción aquí (Tudo).

2 de mayo de 2009

Respirar




La experiencia del Resucitado es libertad, encuentro con lo más hondo de nuestra identidad. En este tiempo en que renovamos las promesas de nuestro Bautismo, volvemos a respirar profundo, a reconocernos una vez más como hijos e hijas amados, a dejarnos llenar por el Espíritu de Dios que nos devuelve la paz, que nos hace felices.

Una fe auténticamente cristiana jamás nos deshumaniza... Y es que la invitación del Señor es a vivir en plenitud. El mundo muchas veces funciona queriendo arrebatarnos esa dignidad inalienable de haber sido creados para un amor libre. Pero Jesús, muerto y resucitado, es nuestra propia Pascua; el Camino firme, la Verdad amorosa, la Vida completa que nada ni nadie nos puede quitar.

Pues no serán ni los títulos que conseguimos, ni la ropa que usamos, ni el dinero que ganamos lo que defina la belleza de nuestra mirada. No serán las cosas acumuladas en nuestro peregrinar las que nos revelarán quiénes somos, sino los rostros y las historias que nos sostienen, los sueños y las caídas que vivimos; aquellos que amamos y aquellos que perdonamos...

Ahí donde somos más nosotros mismos, ahí donde podemos ser hermanos y hermanas, comunidad, Iglesia, Pueblo, pan, esfuerzo, trabajo y perdón. Ahí se nos manifiesta el Resucitado animando la historia y sacando lo mejor de lo nuestro.

_________________________

Respirar es una canción de Nico Montero, cantautor español de larga trayectoria en la música religiosa. En este blog hemos presentado ya su versión del Salmo 23 (El Señor es mi pastor). Este canto que ahora nos regala un respiro también se encuentra en su disco "Lo nuevo ha comenzado" (2000). Puedes acceder a la letra y los acordes aquí (Respirar).

15 de abril de 2009

Somos tuyos...




En la oscuridad que se vuelve día, el Señor Resucitado nos va haciendo a todos uno sólo en su Espíritu. Sopla con su aliento nuestro barro, libera nuestras ataduras y restaura nuestra dignidad. Nos configura como su Cuerpo, despierta en nosotros nuestra vocación de comunidad.

El es el Camino, nuestra Vida. Incluso cuando el viaje es tortuoso y está lleno de dudas, el Señor es nuestra última Verdad, pues nos muestra quién realmente somos: hijos e hijas amados profundamente por Dios. ¿Acaso no es eso lo que celebramos en el Triduo Pascual?

Este canto nos invita a reconocernos como un Pueblo congregado y sostenido por el amor del Padre. Somos suyos y eso lo celebramos, lo agradecemos. Así como el pan en la Eucaristía, le pedimos que nos tome y nos levante, que nos parta y nos reparta, que nos envíe su Espíritu y nos transforme.

Ese amor que sale a nuestro encuentro nos afianza y nos hace suyos. Hemos renacido por el agua y nuestros corazones han sido encendidos para amar y servir en todas las cosas. No queremos restarnos, no podemos restarnos. Son los efectos de la resurrección, es la respuesta agradecida que brota de esta "efusión de gozo pascual" que renueva y confirma a su Iglesia, nuestra Iglesia.

___________________________

We are yours es una composición de Bukas Palad, un ministerio musical ligado a los jesuitas filipinos y su Centro de Comunicaciones. El Ministerio de Música Jesuita mantiene además un blog que actualiza sus nuevas producciones y presentaciones. Este canto forma parte de la producción "Let your praises be heard" del año 2003. Puedes encontrar el texto y más información sobre cómo adquirir el disco aquí (We are yours).

8 de abril de 2009

Nada es imposible para ti




El triunfo de Jesús es también nuestro triunfo. Pues él, que "muriendo, destruyó nuestra muerte y resucitando, restauró nuestra vida", se nos regala para siempre. En su entrega sin reservas, el hombre de Nazareth ha inaugurado al nuevo Adán y nos abre las puertas del Reino.

Los miedos, la tristeza, la duda... ¿qué podrá arrebatarnos nuestra esperanza? Nada es más fuerte que el amor de Dios manifestado en Cristo Jesús, Señor nuestro (Cfr. Rm 8, 37-39). Como hizo con los discípulos de Emaús, el Señor hace arder nuestros corazones y nos invita a cenar con él, a reconocerlo al pasar muchas veces silencioso, paciente, sereno.

Te sentí pasar a oscuras por mi corazón.
Me decías: "Busca, que a tu puerta estoy".
En mi sendero caminabas Tú, Señor,
y en mi casa me esperabas Tú, Señor,
a cenar contigo, corazón amigo.

Te sentí llegar, callado en mi soledad.
Me decías: "Oye, que te quiero hablar".
En el silencio me hablabas Tú, Señor.
Tu paciencia me esperaba, ¡Oh Señor!
a cenar contigo, corazón amigo.

(P. Esteban Gumucio, SSCC)

Esta canción es una invitación a la confianza; ésa que brota de la fe en el Resucitado, enlaza los corazones en la tarea cotidiana y se celebra viva en la comunidad.

_______________________

Nada es imposible para ti es una canción de la Hermana Glenda, reconocida cantante católica chilena de prestigio internacional. Este canto se encuentra en su disco "A solas con Dios", publicado por Producciones De la Raíz. Puedes bajar la letra y los acordes aquí (Nada es imposible para ti).

La Hermana Glenda, actualmente adscrita como consagrada de la diócesis de Terrassa, España, es apoyada por la Fundación Consuelen a mi Pueblo para sostener su vasto ministerio musical. En su página web puedes encontrar información sobre sus nuevas producciones y cómo adquirirlas a través de su tienda on line.

31 de marzo de 2009

Oración a distancia




La oración es como la vida misma. Es un camino que se hace largo y ventoso; a veces se experimenta cercanía y otras mayor distancia. Y es que la relación con Dios no consiste en un mero contacto con algo, sino ante todo en el encuentro con Alguien.

Dos libertades que se comunican; dos ojos que miran y se dejan mirar en la cotidianidad de nuestra simpleza. Esto incomoda al mismo tiempo que nos salva. Y es que reconocemos en el corazón una profunda necesidad de esta apertura. Pues no son las certezas inmutables las que nos movilizan, sino los amores esperanzados, las búsquedas sinceras, los deseos abiertos.

Siempre se pierde y se gana; damos vueltas y volvemos a buscar. Reímos, lloramos, sondeamos y, sobre todo, acogemos. Nuestro Dios es un Dios de vivos. Su invitación, su voz, su redención va penetrando de a poco las capas de nuestras corazas egocéntricas. Eso a veces toma tiempo. Pero triunfa: su luz es música que suena y rescata... Lo sabemos, lo creemos.

Como nos dice este canto: ayuda escuchar el corazón, pues Dios habita en él. Habita en mi historia, en el corazón de los otros, en la creación entera. Ayuda vivir en la verdad, sin atajos ni falsos heroísmos. Buscar y hallar a Dios en todas las cosas, nos dice el Maestro Ignacio de Loyola.

____________________

Long Distance Prayer es una canción de Maeve Heaney, religiosa irlandesa de la Fraternidad Misionera Verbum Dei . Se encuentra en su álbum "Stand", producido por Steve Szymanski en el año 2003. Puedes bajar el texto aquí (Long Distance Prayer).

Interpreta este canto la misma compositora, quien afirma como introducción que "la búsqueda por el sentido y por Dios está inscrita en nuestro interior, y que encontrarlo a él puede ser más bien un asunto de permitir que él nos encuentre. Es posible hayar mucha verdad en nuestro interior si logramos escuchar nuestro propio corazón... y el de Dios".

Puedes bajar más información sobre este disco (Stand) y conocer el trabajo musical de la Fraternidad, que ha compuesto varias canciones en español (Links).

22 de marzo de 2009

Aquí estoy, Señor




Aquí estamos, Señor nuestro, despojados de viejos frutos e ilusiones, sin máscaras ni volteretas. En el desierto habitado de tu presencia, abiertos y heridos por la libertad erosionada de nuestra historia caída...

No pocas veces es la experiencia de la soledad, del pecado o simplmente del misterio del dolor la que nos abre la puerta al reconocimiento de nuestra vulnerabilidad. Se nos muestra con profunda evidencia la entraña frágil, el barro del que estamos hechos.

Pero esta experiencia también nos permite exponernos al amor gratuito de Dios, caminar más a la interperie, para dejarnos tocar por su gracia. Se transforma en una oportunidad para vivir más de Dios y menos llenos de nosotros mismos. Es una invitación a participar del gran misterio de la Redención.

La apertura radical, la transparencia que desgarra al mismo tiempo que libera. El tiempo vivido, el rostro gastado, la muerte y la resurrección. Es en el tiempo de la desnudez total que volvemos la mirada hacia Aquél que nos conoce y que nos ama.

El Señor transfigura y fecunda nuestra fragilidad, nos abre los ojos, nos devuelva la dignidad de hijos e hijas, nos invita a vivir nuestro Bautismo.

____________________________

Aqui estoy, Señor es una canción con texto de Benjamín Gonzalez Buelta, SJ y música de David Pantaleón, SJ. Se encuentra registrada en un disco que recoge varios salmos del mismo autor, editados en un libro que lleva el mismo título: "La transparencia del barro". Su belleza y hondura saltan a la vista.

Esta versión la interpreta Cristóbal Fones, SJ en el disco "Tejido a tierra", producido por Oregon Catholic Press y que puedes adquirir también a través de Candil Producciones. La letra y los acordes los puedes bajar aquí (Aquí estoy, Señor). Puedes ordenar el libro con las partituras de todas las canciones aquí (OCP).

7 de marzo de 2009

Yo Soy el que Soy




"Cuando Israel era niño, yo lo amé,
y de Egipto llamé a mi hijo.
Cuanto más los llamaba,
más se apartaban de mí.
Ofrecían sacrificios a los baales
y quemaban ofrendas a los ídolos.

Fui yo quien enseñé a andar a Efraín,
y lo tomé en mis brazos;
pero no han comprendido
que era yo quien los cuidaba.

Con cuerdas de ternura,
con lazos de amor, los atraía;
fui para ellos como quien levanta
un niño hasta sus mejillas
o se inclina para darle de comer."
(Os 11, 1-4)

El Dios de la Alianza, el Dios fiel, el que no se cansa de rescatarnos y conducirnos a la libertad; ese mismo Dios y Señor es el que nos invita hoy a reconocernos como Su Pueblo, a volver hacia El nuestra mirada para que nos enseñe a mirar la realidad con sus ojos de Padre bueno y lleno de ternura.

No son nuestros méritos, sino su amor lo que funda nuestra existencia. Fue El quien nos enseñó a caminar, el que nos regaló una familia, el que salió a nuestro encuentro en tantos y tantas que nos han mirado con respeto, con cariño. Es Dios quien vigila nuestros sueños y acompaña nuestras luchas cotidianas.

Reconocernos en su fidelidad como hijos e hijas amados es la verdad que se nos ha regalado en el Hijo. Por eso tenemos la certeza de que ni la muerte ni la vida, ni lo presente ni lo futuro; nada podrá separarnos del amor de Dios manifestado plenamente en Jesús, muerto y resucitado para la vida del mundo (Cf. Rm 8, 38-39).
____________________

Yo soy el que soy es una canción de Carlos Barría. La interpreta el mismo autor. Se encuentra en su disco "Todo es Gracia", que puedes adquirir a través de Candil Producciones. La letra y los acordes los puedes bajar aquí (Yo soy el que soy).