12 de noviembre de 2008

María




"Un coloquio a nuestra Señora, porque me alcance gracia de su hijo y Señor, para que yo sea recibido debajo de su bandera" (EE 147).

María es la mujer que nos recuerda la marcha y nos señala el camino. Su nombre en boca de tantos millones y millones de cristianos a lo largo de los siglos ha sido fuente de ternura, consuelo, reconciliación y esperanza. Así también ha venido a nuestro encuentro: madre y señora, discípula y servidora.

Su rostro de mil colores se ha hecho cercano a muchas culturas, recordándonos que Dios es Padre de todos y que la Iglesia universal está invitada a la comunión plena en la gloria de su Hijo. En María se anticipa gozosa la esperanza de los pobres. Por eso la llaman Espejo de justicia, Puerta del cielo, Consuelo de los afligidos...

María es el Arca de la Alianza que ha sellado Dios con la humanidad para siempre: Cristo, el Hijo, por quien todo fue hecho, en quien fundamos nuestras vidas, el Salvador.

"Jesús, al ver a su madre y junto a ella al discípulo a quien tanto amaba, dijo a su madre: - Mujer, ahí tienes a tu hijo. Después dijo al discípulo: - Ahí tienes a tu madre. Y desde aquél momento, el discípulo la recibió como suya" (Jn. 19, 26-27).

______________________

María es una canción compuesta por el P. Edwin Fernández de León, SVD. La interpreta el coro de Misión País. Esta canción se encuentra en el disco "Construyamos la historia de esta tierra" (2004). La letra y los acordes los puedes bajar aquí (María). Encuentras un acceso completo al cancionero utilizado para esta misión aquí (Cancionero MP).

2 de noviembre de 2008

Aleluya, cantamos tus alabanzas




¡Aleluya! Cantamos tus alabanzas,
nuestros corazones están llenos de alegría.

Cristo, el Señor, nos dijo:
"Yo soy el vino, yo soy el pan;
denlo a todos los que estén sedientos y hambrientos".

Desde el dolido mundo sudafricano surge esta música hermosa y sincera. La gratitud, la fe, la capacidad de celebrar y alabar brotan robustas en medio de los sencillos, de un modo casi natural, como la respiración misma.

Y es que teniendo tan poco, el corazón se ve muchas veces empujado a lo esencial. Sabe de penas y fracasos. Sabe también de esperanzas y luchas. No se gasta vacío en batallas mezquinas ni se apropia egoístamente de lo que sabe regalado.

Jesús Buena Noticia, Pan que se parte, Vino que se entrega para aliviar el hambre y la sed de tantos; el anhelo de justicia, de felicidad, de cobijo y paz. La fe vivida de los pobres compromete, no se centra sobre sí misma...

En ella todos somos invitados a reconocernos en nuestra precariedad y vulnerabilidad. Y por lo mismo, abiertos y dispuestos al riesgo de perderlo todo para ganarlo todo. Así, la vida se transforma en misión: ser también pan partido y vino derramado para que otros tengan vida... y una vida en abundancia.

________________________

Hallelujah! Pelo tsa rona es un canto tradicional sudafricano. Interpreta esta canción el coro de jóvenes católicos de la Universidad de Notre Dame, en Estados Unidos, que ya acumula algún número de producciones discográficas para el canto litúrgico, incorporando músicas de diversas tradiciones culturales del planeta. El himno que escuchamos aquí se encuentra en el disco "Crossroads of Praise".