28 de julio de 2008

Amarte a ti, Señor




Amarte a ti, Señor, en todas las cosas
y a todas las cosas, amarlas en ti.

En todo amar y servir, ese es el ideal de San Ignacio de Loyola. Un hombre que fue alcanzado por la gracia de Dios y se dejó transformar por ella. Su corazón encendido dejó un legado de invaluable riqueza para la vida de la Iglesia.

Esta convicción profunda de que podemos hallar a Dios en todas las cosas brota de su experiencia personal de encuentro con el Señor. Se trata de un conocimiento interno de la misericordia infinita del Padre y del reconocimiento de un amor concreto, cotidiano; que ordena la vida.

Y es que Dios se hace presente en todas sus criaturas, y en ellas está activamente amándonos. Su bondad nos ha dado todo lo que somos y tenemos. Por eso brota espontáneo desde el corazón un auténtico deseo de retornar y ofrecer en su servicio lo que gratuitamente hemos recibido:

Decimos con Ignacio: "Tomad, Señor, y recibid toda mi libertad, mi memoria, mi entendimiento y toda mi voluntad; todo mi haber y mi poseer. Vos me lo disteis, a vos, Señor, lo torno. Todo es vuestro. Disponed a toda vuestra voluntad. Dadme vuestro amor y gracia, que ésta me basta" [EE234].
____________

Amarte a ti, Señor es una composición bilingüe (español y euskera) de Félix Zabala, SJ creada especialmente para la celebración de los 500 años del nacimiento de San Ignacio (1991). Forma parte de la producción Loiola'91, que puedes descargar en su totalidad aquí.

Una versión distinta de este canto, que incluye sus estrofas tomadas del libro de los Ejercicios Espirituales, puedes bajarla en formato mp3 aquí. También puedes descargar el texto con sus acordes (Amarte a ti, Señor).

21 de julio de 2008

En mi debilidad




En nuestra debilidad, el Señor nos hace fuertes...

Pues sólo en su amor, sólo en su vida es que puedo yo verdaderamente amar y vivir. Es cuando dejo toda pretensión de omnipotencia, que dejo entrar a Dios en mí y desde dentro florece una fuerza que me hace libre.

Pero es también en mi debilidad que Dios se hace fuerte en mí, pues su Luz irradia más luminosa y su Misericordia se abre paso en el corazón humano transformándolo, plenificándolo.

Le tenemos tanto miedo a la fragilidad.

En un mundo en que pareciera que debemos abrirnos espacio a codazos para salvar el pellejo y mostrarnos siempre invensibles ante los demás, el Evangelio nos recuerda que Jesús ha venido a salvar justamente a los que experimentan día a día su debilidad, a los pobres, a los pecadores.

Ser cristiano no es sinónimo de una perfección humana puritana, infranqueable, aséptica. Es más bien aprender a convivir con la cizaña que hay en el mundo, pero poniendo nuestra atención al trigo que crece robusto y que expresa nuestra vocación más profunda: la de hijos e hijas amados por un Padre que conoce nuestra debilidad y sale a su encuentro con su amor y su gracia.
___________________

En mi debilidad es una antífona compuesta e interpretada por el grupo Brotes de Olivo, de gran trayectoria en la música cristiana. Pertenece a la producción "Cómo te podré pagar", realizada el año 2002. Puedes bajar todas las canciones en formato mp3 de este disco y muchos otros desde aquí. La letra y los acordes de esta canción los puedes bajar aquí (En mi debilidad).