16 de junio de 2008

La Caridad




La caridad produce caridad, la indiferencia lastima...

Si tan sólo aprendiéramos a confiar más en ese corazón inquieto que nos empuja hacia afuera y nos descubre hermanos unos de otros. Es la semilla del amor la que florece y da frutos, no la del egoísmo.

Muchos hemos experimentado el gozo del servicio, el cariño profundo que surge del encuentro sin máscaras con los demás. ¡Cuánto amor descubrimos así en nosotros!, ¡cuánta verdad en nuestra voz!, !cuánta esperanza en nuestra mirada!

Y es que al salir de nuestro encierro, somos más verdaderamente nosotros mismos. La vulnerabilidad nos salva, nos encamina a la libertad. Estamos hechos para los demás, tal como nuestro Maestro y Señor. En ello se juega nuestra auténtica felicidad.

Abrámonos, pues, a esta Buena Noticia. Dejemos que nuestra fe nos empuje a más; que deje obrar la justicia que reclama el Reino, ese amor que se compromete desde las entrañas...

Y así ver a Jesús en el que siente que sus noches son eternas, descubrirlo a nuestro alrededor: en los niños, los pobres, los marginados, los ancianos, los tristes... en todo ser humano, dejando que el "otro" sea siempre una invitación a soñar un mundo nuevo.
______________

La caridad es una composición de Fernando Leiva, de quien ya hemos presentado algunas canciones anteriormente (Ven, Para crecer). Esta canción se encuentra en su producción "Ven a mi ventana", publicada el año 2003. Encuentras la letra y los acordes aquí (La caridad).

9 de junio de 2008

El Señor es mi pastor




La mirada transparente y el rostro sereno son fruto de una confianza auténticamente cimentada en Dios. Al final del día, no se trata de nuestros méritos, sino de su amor que los hace posibles. El Señor es nuestro pastor, en él descansan nuestros sueños inquietos.

Dejemos que las palabras de este Salmo nos acompañen en estos días en que escuchamos la llamada de Jesús a seguirlo, a ensanchar nuestras miradas y cultivar un corazón misericordioso como el suyo.

El Señor es mi pastor, nada me falta.

En prados de hierba fresca me hace descansar,
me conduce junto a aguas tranquilas, y renueva mis fuerzas.
Me guía por la senda del bien, haciendo honor a su nombre.
Aunque pase por un valle tenebroso, ningún mal temeré,
porque tú estás conmigo; tu vara y tu bastón me dan seguridad.

Me preparas un banquete para envidia de mis adversarios,
perfumas con ungüento mi cabeza y mi copa está llena.
Tu amor y tu bondad me acompañan todos los días de mi vida;
y habitaré por siempre en la casa del Señor. (Salmo 23)

Pidamos la gracia de la confianza... esa que nos hace caminar esperanzados aún en medio de dificultades y persecusiones, esa que sacude nuestra falta de fe y abre futuro a nuestros deseos más profundos.

______________________

El Señor es mi pastor es una composición de Nico Montero, reconocido cantautor católico español que ya ha publicado varias producciones. En sus textos se refleja gran hondura y un modo de articular la fe cercano al mundo contemporáneo.

Esta canción, que interpreta el mismo autor, se encuentra en su disco "Lo nuevo ha comenzado". Puedes acceder a la letra y los acordes aquí (El Señor es mi pastor).

3 de junio de 2008

Canción al Corazón de Jesús




Amor que abre sus brazos de acogida, amor apasionado. Amor generoso, inclaudicable, ardiente, humilde, infinito. Es el amor de Jesús; su corazón humano, lleno de compasión y misericordia.

En este mes del Sagrado Corazón, pidamos la gracia de identificarnos con el amor que se hizo niño frágil, que carga nuestros pecados hasta traernos a la vida, que no se cansa de buscarnos y esperar paciente nuestra respuesta, el encuentro.

Jesús traspazado, triunfante en la cruz, siempre dispuesto a perdonar y confiar en nosotros, aún conociendo nuestro barro. Y es que el Señor tiene un corazón apasionado por el ser humano, especialmente por los que lloran sus errores y cargan bultos pesados...

No busca a los perfectos, a los que tienen la vida solucionada, sino a los que caminan a tropiezos, a los que luchan, a los que creen y esperan. Así, nos dice frente a los juicios apresurados y severos:

"No tienen necesidad de médico los sanos, sino los enfermos. Vayan y aprendan lo que significa: Misericordia quiero y no sacrificios, que no he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores" (Mt 9, 12-13).

Que este canto nos ayude a penetrar el sentido más auténtico de la compasión cristiana, del amor que se compromete más allá de la norma, que se entrega desde las entrañas, que vence la muerte.
___________________

Canción al Corazón de Jesús es una composición de Cristóbal Fones, SJ con texto de Jorge Méndez, SJ. Se encuentra en variados registros discográficos (En El sólo la esperanza; Padre, te canto; Jubileo 2000; Consagrados a ti).

Esta versión la interpreta Cristóbal Fones, SJ en el disco "Consagrados a ti", que puedes adquirir a través de Candil Producciones en Chile, Ediciones San Pablo en España, o en Ediciones Paulinas para otros países de América Latina. El texto y los acordes los puedes bajar aquí (Canción al Corazón de Jesús).