23 de febrero de 2008

Ven




Este llamado del Señor resuena hondo y calmo en nosotros... "Ven".

Y es que la invitación del Señor no está fundada en grandes discuros o en complejas verdades, sino en una relación personal con él. Dios se nos revela entero en Jesús como un Dios de amor, capaz de sostener nuestra vida y llenarla de sentido.

De eso trata esta canción, que pone en labios de Jesús hoy esas mismas palabras que pronunció delante de sus discípulos: "Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida" (Jn 14, 6). Hay un sólo modo de hacerlas propias en la vida de cada uno. Él nos conoce, nos sostiene y nos renueva desde nuestra historia concreta y única, nos llama por nuestro nombre.

La Cuaresma es un momento propicio para escuchar esta voz que nos levanta, nos acoge, nos desafía y nos "encamina" hacia el Padre y hacia la verdad más auténtica de nosotros mismos. ¿Cómo atrevernos a confiar, a alzar la mirada, a pedir perdón, a renovar nuestro compromiso, a reconocer su presencia en los demás?

San Alberto Hurtado, SJ decía que somos como "un disparo a la eternidad". Es en la intimidad de la relación con el Señor que nuestra vida adquiere un sentido perenne, que nuestros amores, nuestras andadas, nuestros sueños, adquieren un valor infinito. Este canto nos puede ayudar a escuchar esa voz que nos recibe a la vez que nos lanza a la vida verdadera, definitiva.
________________

Ven es una composición de Fernando Leiva, conocido cantautor católico chileno de larga trayectoria y reconocido talento. Se encuentra en su producción "Ven a mi ventana", publicada el año 2003. Encuentras la letra y los acordes de todas las canciones del disco aquí (Ven a mi ventana). Su trabajo evangelizador ha sido incansable. Muchos de sus cantos más conocidos como Aclaró, Tres cosas tiene el amor y Señor, ilumina mi vida están recopilados en el disco "Crecerá la Verdad", ya transformado en un clásico de la música cristiana contemporánea.

21 de febrero de 2008

Amar sin parar




Toda la Ley y los profetas se resumen en el mandamiento del amor (Mt 22, 36-40). Así de simple: no hay nada más grande, más duradero, más fundamental. Es amor lo que nos pide el Señor, no otra cosa. Sólo amando llegamos a conocerlo, sólo amando permanece él en nosotros (1 Jn 4, 7-12).

En este tiempo en que encontramos tantos motivos para malgastarnos tratando de "salvar" nuestra propia vida, nuestra imagen, nuestro éxito, este canto nos devuelve el deseo de amar hasta quedar consumidos, de perder la vida para hacerla plena.

Queremos renovar nuestra confianza en Dios durante esta Cuaresma, sabernos sus hijos e hijas amados, convertir el corazón para vivir reflejando su amor. ¡Cuánta gente no conocemos que se ha envejecido amando, entregándose por sus hijos, su familia, por los que sufren!

Y es que el amor verdadero no hace cálculos mezquinos, sino que se entrega y se crucifica junto al de Jesús. Gastar nuestras manos, abrazar al que está solo, perdonarnos, atreverse a apoyar la lucha justa de quien ha sido marginado.

Amar es la vocación del cristiano; es su horizonte y su misión. Ahí se juega nuestro sacerdocio bautismal, ofreciéndole a Dios el mundo, presentando sus necesidades; haciendo de nuestro propio corazón el altar donde la ofrenda de la vida se multiplica.
_____________

Amar sin parar es composición del P. Luciano Irmaín y forma parte del excelente trabajo que realiza junto al grupo Sertres en Argentina. Esta canción aparece en el disco (Cerca), que editó conjuntamente la Comunidad Misionera de Cristo Resucitado y la Productora De la Raíz el año 2004. Puedes bajar la letra y los acordes aquí (Amar sin parar).

15 de febrero de 2008

Volver a ti




La conversión es un proceso de liberación, de encuentro con lo más hondo de nuestra identidad. Desandar nuestras angustias y anclarnos en el amor fiel de Dios es el deseo profundo que anima nuestro regreso a los brazos del Padre.

Esta hermosa canción nos ayuda a disponernos en ese camino; un camino de retorno a lo fundamental, al amor primero que nos recrea, que nos sostiene y que nos ayuda a comprender quién realmente somos:

"Del barro antiguo, hacia tu imagen
dejar soplar tu aliento.
Recuperar mi nombre de hijo,
estar vivo de nuevo".

Nuestro corazón fácilmente se desordena. Y cuando nuestros afectos están esparcidos, sin horizonte, nos vemos como envueltos en un pozo sin salida. Volver a Dios, volver a ser... volver a respirar. Es un aprendizaje que toma la vida entera y el compromiso de un corazón apasionado.

En este tiempo de Cuaresma, pidamos al Señor, como lo hace San Ignacio en los Ejercicios Espirituales, para que "todas nuestras intenciones, acciones y operaciones sean puramente ordenadas en servicio y alabanza de su divina majestad".
_______________

Volver a ti es una composición del P. Eduardo Meana, SDB, ya de larga trayectoria en la composición cristiana. Encuentras el texto y los acordes aquí (Volver a ti). La versión que presentamos en este blog es interpretación de la cantante chilena María José Bravo. Se encuentra en su último disco Amar y más amar, que distribuye Candil Producciones.

8 de febrero de 2008

Creo en ti, te lo vuelvo a decir




En nuestra debilidad se muestra la grandeza de Dios. Y es que la fe siempre es riesgo, es abandono; confianza absoluta en la fuerza que viene de él y que es capaz de transformar nuestra fragilidad.

La vulnerabilidad es parte esencial de nuestra vida en Cristo, pues sólo aceptándonos, pidiendo perdón, ofreciéndonos es que verdaderamente ganamos la vida. De eso trata esta canción.

El tiempo de la Cuaresma es un tiempo propicio para "dejarnos llevar por la fiel voluntad del Señor", para "caminar en su gracia" y "echar las redes en su mar sin final". Pedimos la gracia de la conversión y confirmamos la fe bautismal que nos ha incorporado a Jesús para siempre: "Creo en ti, te lo dice la seguridad que me da tu amor..."

El primer paso para cambiar nuestras vidas y ordenar los afectos, como nos recuerda San Ignacio, es el reconocimiento de Dios mismo como nuestro Principio y Fundamento, y de nuestra vocación profunda a su servicio y alabanza. Se trata de un acto de fe que va transformando nuestras vidas, pues se va haciendo carne y actualizando en nuestras decisiones cotidianas.

Oramos con toda la Iglesia:

"Ven, Señor, en nuestra ayuda,
para que podamos vivir y actuar siempre
con aquel amor que impulsó a tu Hijo
a entregarse por nosotros."
(Colecta, V Domingo de Cuaresma)
________________

La canción Creo en ti, te lo vuelvo a decir es composición de Juan Manuel León, SDB. Forma parte del disco "Más allá de las cumbres" en honor de la Beata Laura Vicuña (puedes bajar todas las canciones desde la sección Archivos y Recursos del menú principal). La producción pertenece a la Congregación Hijas de María Auxiliadora. Interpreta esta canción Patricia Abarca. Aquí puedes acceder al texto y los acordes (Creo en ti, te lo vuelvo a decir).