27 de octubre de 2008

Un recado de Dios




No temas...

Estas son las palabras que vienen de arriba... Las de YHWH a su Pueblo por medio del profeta Isaías, las del ángel a María, las del mismo Jesús a los discípulos. Estas son las palabras que Dios nos dirige con toda ternura y confianza. ¿Soy capaz de oírlas yo?

"Y ahora, así dice el Señor... No temas que yo te he rescatado, te he llamado por tu nombre y eres mío. Si atraviesas las aguas, yo estaré contigo; en los ríos no te ahogarás. Si pasas por el fuego, no arderás, la llama no te quemará. Porque yo soy el Señor, tu Dios; el Santo de Israel, tu salvador" (Is 43, 1-3).

Desde nuestra entera vulnerabilidad, se nos pide un verdadero salto a la confianza. Esa actitud de los niños que se lanzan a los brazos de su padre y de su madre sin reservas. Capaces de llorar y de reir, de soñar y también de vivir serenos el día a día.

Saberse sostenidos, amados sin reservas ni condiciones. Rescatar nuestra dignidad de hijos e hijas, alimentar el futuro, caminar, sentir y gustar internamente, vivir a concho, amar en la verdad. No temas, pues hemos sido creados para la vida plena.

Así, desde la confianza, nuestra oración es efectivamente más honesta y transformadora, menos pedigüeña, voraz. Por eso es que alabamos al Señor. Nuestras almas se elevan agradecidas hacia él. Sin temor ponemos en sus manos amorosas nuestra plegaria.

_________________

Un recado de Dios es una canción de Andrés Opazo, con texto del P. Esteban Gumucio, SSCC. La interpretación es de Laura Yáñez, miembro del Conjunto Los Perales, y se encuentra en su disco como solista "Un recado de Dios", producido por Luciano Valdebenito. La letra y los acordes de esta canción los puedes bajar aquí (Un recado de Dios).