19 de octubre de 2008

Como antes, más que antes




El Espíritu del Señor es quien trae la vida, quien despierta al taimado y levanta al caído. Quien habla por los profetas de ayer y de hoy... Es el Espíritu que enciende nuestro rostro y nos permite reconocer en Dios a un Padre amoroso, lleno de ternura.

Consolador de los pobres, Creador. Espíritu de luz profunda, espléndido en sus dones. Es el Espíritu Santo que inhunda nuestros amores porque habita lo más profundo, la carne misma de nuestras entrañas de barro que en Cristo se ha hecho plena, llena de esperanza.

Ese Amor que procede del Padre y del Hijo, que nos alienta, que riega nuestras sequías y nos sana desde adentro. Sin alienaciones, sin esos discursos ociosos o intimistas...

Espíritu que empuja la historia hacia la libertad, viento que nos mueve al encuentro con los otros, que imprime en nosotros el rostro mismo de Cristo. Siempre nuevo, santificante, fecundo.

Como antes, más que antes, Amor
sopla tu viento, ven Espíritu de Amor
enciende el Fuego que da vida en comunión
siembra tu huerto, inhunda mi corazón

Como antes, más que antes, Amor
sopla tu viento, ven Espíritu de Amor
alienta el alma, da esperanza, da calor
tú me conoces y me amas como soy

____________________

Como antes, más que antes es una composición de Juan Ignacio Pacheco, sacerdote de la comunidad de los Padres de Schoenstatt. Se encuentra en el disco "Vita", que puedes adquirir a través de Candil Producciones. La letra y los acordes los puedes bajar aquí (Como antes, más que antes).