24 de abril de 2008

Nada te turbe




Nuestra vida anda todo el tiempo a las carreras. El trabajo, las cuentas, los estudios, el tráfico, los compromisos; metas que cumplir, impresiones que dar, papeles que ordenar, horarios que seguir...

Muchas cosas turban nuestro corazón a diario. Y algunas son verdaderamente significativas. Otras, en cambio, no tienen mayor importancia, pero sentimos que fácilmente nos arrebatan la paz y la esperanza.
Nada te turbe
nada te espante
todo se pasa
Dios no se muda
la paciencia
todo lo alcanza
Quien a Dios
tiene nada le falta
Solo Dios basta

¡Cuán necesario es volver una y otra vez a centrar nuestros afectos!

Recordar que Dios está caminando con nosotros, que sostiene nuestros sueños más profundos y que es fiel a su Promesa nos ordena el alma y nos ayuda a disponer el corazón para una vida más auténtica.

No serán, pues, los miedos ni los problemas los que definan nuestro andar. No será el presente, ni lo pasado, ni lo futuro... "Si Dios está con nosotros, ¿quién estará contra nosotros?" (Rom 8, 31-39).

La música puede ser una gran ayuda porque es también un "modo de preparar y disponer el alma, para quitar de sí todas las afecciones desordenadas, y después de quitadas para buscar y hallar la voluntad divina en la disposición de su vida" [EE 1].
__________________

Nada te turbe es una composición de Tere Larraín, basada en el conocido texto de Santa Teresa de Ávila (1515 - 1582). Su sencillez cautiva desde el primer momento. La misma autora es quien interpreta este canto, que puedes encontrar en su disco "Dios te ama", producido por Candil Producciones.

La letra y los acordes los puedes bajar aquí (Nada te turbe). El tono original de la grabación está un poco más alto (Db), pero para los guitarristas será más fácil tocar la canción en C y poner el cejiillo en el primer espacio.