29 de marzo de 2008

Cantaré por siempre




"¡Cantaré por siempre tu amor, Señor
Celebraré las maravillas de tu nombre
pues tu palabra es un canto de perdón
una canción de misericordia y de paz!"

El gozo de este tiempo pascual es al mismo tiempo una invitación para dejar que la luz del Resucitado vaya llenando todos los rincones de nuestro diario vivir, como nos recuerda este salmo:

"Que al despertar nos llenemos de tu amor y cantemos himnos de alabanza en nuestros días, pues tu amor es tan alto como los cielos y tu fidelidad tan cierta como el amanecer".

Hacer de nuestra vida un canto es recorrer con Jesús su propio camino. La música de la vida cristiana es, sin duda, un reflejo de la pasión de Dios por el ser humano. La canción nos hace volcarnos hacia afuera, compartir, comunicar, exponernos, generar nuevas relaciones...

Hemos experimentado su amor infinito, vamos ahora a compartirlo y a celebrarlo. "Cantaré por siempre tu amor, pues tú eres mi refugio y mi fortaleza; tú llenas el mundo con tu espíritu que da vida".

El don del Resucitado es la paz, que disipa los miedos y nos lanza a la vida. El Señor ha entregado su vida para que la nuestra fuera restaurada. Así, animados por ese amor, nos hacemos uno con él para ser "otros Cristos" y participar en la construcción de un mundo nuevo.

Pidamos al Padre en estos días la gracia del "conocimiento interno de tanto bien recibido, para que, enteramente reconociendo, podamos en todo amar y servir a su divina majestad" [EE 233].
______________________

I will sing forever es composición de Manoling Francisco, SJ. Interpreta esta música el grupo Bukas Palad, de gran impacto en la música católica de Filipinas, que este mismo jesuita ayudó a fundar hace ya algunos años atrás. La canción se encuentra en el disco "The Best of Bukas Palad", volumen 2. Puedes bajar el texto y los acordes aquí (I will sing forever).

La música de Manoling ha atravezado continentes y tiene versiones en inglés, chino y otros idiomas. Sus trabajos litúrgicos han tenido gran acogida y se encuentran recopilados en numerosos discos, grabados y distribuidos por el Centro de Comunicaciones de los Jesuitas, en su sección Jesuit Music Ministry.