12 de noviembre de 2008

María




"Un coloquio a nuestra Señora, porque me alcance gracia de su hijo y Señor, para que yo sea recibido debajo de su bandera" (EE 147).

María es la mujer que nos recuerda la marcha y nos señala el camino. Su nombre en boca de tantos millones y millones de cristianos a lo largo de los siglos ha sido fuente de ternura, consuelo, reconciliación y esperanza. Así también ha venido a nuestro encuentro: madre y señora, discípula y servidora.

Su rostro de mil colores se ha hecho cercano a muchas culturas, recordándonos que Dios es Padre de todos y que la Iglesia universal está invitada a la comunión plena en la gloria de su Hijo. En María se anticipa gozosa la esperanza de los pobres. Por eso la llaman Espejo de justicia, Puerta del cielo, Consuelo de los afligidos...

María es el Arca de la Alianza que ha sellado Dios con la humanidad para siempre: Cristo, el Hijo, por quien todo fue hecho, en quien fundamos nuestras vidas, el Salvador.

"Jesús, al ver a su madre y junto a ella al discípulo a quien tanto amaba, dijo a su madre: - Mujer, ahí tienes a tu hijo. Después dijo al discípulo: - Ahí tienes a tu madre. Y desde aquél momento, el discípulo la recibió como suya" (Jn. 19, 26-27).

______________________

María es una canción compuesta por el P. Edwin Fernández de León, SVD. La interpreta el coro de Misión País. Esta canción se encuentra en el disco "Construyamos la historia de esta tierra" (2004). La letra y los acordes los puedes bajar aquí (María). Encuentras un acceso completo al cancionero utilizado para esta misión aquí (Cancionero MP).

2 de noviembre de 2008

Aleluya, cantamos tus alabanzas




¡Aleluya! Cantamos tus alabanzas,
nuestros corazones están llenos de alegría.

Cristo, el Señor, nos dijo:
"Yo soy el vino, yo soy el pan;
denlo a todos los que estén sedientos y hambrientos".

Desde el dolido mundo sudafricano surge esta música hermosa y sincera. La gratitud, la fe, la capacidad de celebrar y alabar brotan robustas en medio de los sencillos, de un modo casi natural, como la respiración misma.

Y es que teniendo tan poco, el corazón se ve muchas veces empujado a lo esencial. Sabe de penas y fracasos. Sabe también de esperanzas y luchas. No se gasta vacío en batallas mezquinas ni se apropia egoístamente de lo que sabe regalado.

Jesús Buena Noticia, Pan que se parte, Vino que se entrega para aliviar el hambre y la sed de tantos; el anhelo de justicia, de felicidad, de cobijo y paz. La fe vivida de los pobres compromete, no se centra sobre sí misma...

En ella todos somos invitados a reconocernos en nuestra precariedad y vulnerabilidad. Y por lo mismo, abiertos y dispuestos al riesgo de perderlo todo para ganarlo todo. Así, la vida se transforma en misión: ser también pan partido y vino derramado para que otros tengan vida... y una vida en abundancia.

________________________

Hallelujah! Pelo tsa rona es un canto tradicional sudafricano. Interpreta esta canción el coro de jóvenes católicos de la Universidad de Notre Dame, en Estados Unidos, que ya acumula algún número de producciones discográficas para el canto litúrgico, incorporando músicas de diversas tradiciones culturales del planeta. El himno que escuchamos aquí se encuentra en el disco "Crossroads of Praise".

27 de octubre de 2008

Un recado de Dios




No temas...

Estas son las palabras que vienen de arriba... Las de YHWH a su Pueblo por medio del profeta Isaías, las del ángel a María, las del mismo Jesús a los discípulos. Estas son las palabras que Dios nos dirige con toda ternura y confianza. ¿Soy capaz de oírlas yo?

"Y ahora, así dice el Señor... No temas que yo te he rescatado, te he llamado por tu nombre y eres mío. Si atraviesas las aguas, yo estaré contigo; en los ríos no te ahogarás. Si pasas por el fuego, no arderás, la llama no te quemará. Porque yo soy el Señor, tu Dios; el Santo de Israel, tu salvador" (Is 43, 1-3).

Desde nuestra entera vulnerabilidad, se nos pide un verdadero salto a la confianza. Esa actitud de los niños que se lanzan a los brazos de su padre y de su madre sin reservas. Capaces de llorar y de reir, de soñar y también de vivir serenos el día a día.

Saberse sostenidos, amados sin reservas ni condiciones. Rescatar nuestra dignidad de hijos e hijas, alimentar el futuro, caminar, sentir y gustar internamente, vivir a concho, amar en la verdad. No temas, pues hemos sido creados para la vida plena.

Así, desde la confianza, nuestra oración es efectivamente más honesta y transformadora, menos pedigüeña, voraz. Por eso es que alabamos al Señor. Nuestras almas se elevan agradecidas hacia él. Sin temor ponemos en sus manos amorosas nuestra plegaria.

_________________

Un recado de Dios es una canción de Andrés Opazo, con texto del P. Esteban Gumucio, SSCC. La interpretación es de Laura Yáñez, miembro del Conjunto Los Perales, y se encuentra en su disco como solista "Un recado de Dios", producido por Luciano Valdebenito. La letra y los acordes de esta canción los puedes bajar aquí (Un recado de Dios).

19 de octubre de 2008

Como antes, más que antes




El Espíritu del Señor es quien trae la vida, quien despierta al taimado y levanta al caído. Quien habla por los profetas de ayer y de hoy... Es el Espíritu que enciende nuestro rostro y nos permite reconocer en Dios a un Padre amoroso, lleno de ternura.

Consolador de los pobres, Creador. Espíritu de luz profunda, espléndido en sus dones. Es el Espíritu Santo que inhunda nuestros amores porque habita lo más profundo, la carne misma de nuestras entrañas de barro que en Cristo se ha hecho plena, llena de esperanza.

Ese Amor que procede del Padre y del Hijo, que nos alienta, que riega nuestras sequías y nos sana desde adentro. Sin alienaciones, sin esos discursos ociosos o intimistas...

Espíritu que empuja la historia hacia la libertad, viento que nos mueve al encuentro con los otros, que imprime en nosotros el rostro mismo de Cristo. Siempre nuevo, santificante, fecundo.

Como antes, más que antes, Amor
sopla tu viento, ven Espíritu de Amor
enciende el Fuego que da vida en comunión
siembra tu huerto, inhunda mi corazón

Como antes, más que antes, Amor
sopla tu viento, ven Espíritu de Amor
alienta el alma, da esperanza, da calor
tú me conoces y me amas como soy

____________________

Como antes, más que antes es una composición de Juan Ignacio Pacheco, sacerdote de la comunidad de los Padres de Schoenstatt. Se encuentra en el disco "Vita", que puedes adquirir a través de Candil Producciones. La letra y los acordes los puedes bajar aquí (Como antes, más que antes).

10 de octubre de 2008

Esta era una niña




Nuestra Señora recibió el saludo del ángel cuando aún era una muchacha. El ardor que llevaba dentro la hizo atenta discípula y generoso vaso de la fuente más pura, de la gracia más abundante.

Sin aspavientos ni extravagancias... sencilla flor de la creación, agua más que el río, fuego más que el sol. Su pecho esperaba al Mesías, sus ojos cuidaban el alba. María niña, María juego y vida, entrega y gozo. María madre, María dolor y compromiso. María vida y esperanza.

La Iglesia entera se goza en su canto: "Mi alma engrandece al Señor, y mi espíritu se alegra en Dios mi Salvador, porque ha mirado la humildad de su sierva. Desde ahora me llamarán dichosa todas las generaciones, porque ha hecho en mí cosas grandes el Poderoso. Su nombre es santo, y su misericordia es eterna con aquellos que lo honran" (Lc. 1, 47-50).

Y es que Dios se manifiesta en los sencillos y pequeños. Así también sale a nuestro encuentro, cumpliendo sus promesas, elevando lo más humano. Es el Dios Justo que trae la vida y restaura el corazón abatido, que en Jesús trae la buena noticia a los pobres y los pecadores...

"Actuó con la fuerza de su brazo y dispersó a los de corazón soberbio. Derribó de sus tronos a los poderosos y engrandeció a los humildes. Colmó de bienes a los hambrientos y a los ricos despidió sin nada. Tomó de la mano a Israel, su siervo, acordándose de su misericorida, como lo había prometido a nuestros antepasados, en favor de Abrahán y de sus descendientes para siempre" (Lc. 1, 51-53).

___________________

Esta era una niña es un himno de la Liturgia de las Horas musicalizado y adaptado por Oscar Silva. Se encuentra en su disco "Dios no ha muerto", del cual ya hemos presentado otra canción anteriormente (Dios no ha muerto). Interpreta este hermoso canto Ximena Gray. La letra y los acordes los puedes bajar aquí (Esta era una niña).

5 de octubre de 2008

Sonrisa de Dios




En el camino todos vamos un poco a tientas... La paz muchas veces llega como el fruto de una lucha larga y afanosa. Y es que el dolor no sólo nos muestra nuestra fragilidad, sino también refleja el aprendizaje lento del corazón humano.

Todos cargamos una historia larga de encuentros y desencuentros, cometemos errores, perdemos el rumbo. En nuestra retina quedan grabados rostros de luz y de sombra. En nuestro cuerpo van quedando las cicatrices de intentos fallidos y busquedas mezquinas.

La vida misma es una batalla por la libertad del que se reconoce a sí mismo amado por Dios y está dispuesto a vivir en esa verdad. Descubrir que no nos definen tanto nuestros límites; que lo que marca nuestra existencia es la dignidad de hijos amados del Padre, algo que se nos ha regalado gratuitamente.

Surge entonces la sonrisa transparente. No la alegría fugaz del que se apodera del don, sino la paz del que se abre a la fuente de todo don. Es el Dios de los pobres, del que permanece agradecido, abierto desde la propia pequeñez; del que vive de la gracia que compromete y sostiene.

Libre al fin de esclavitud e idolatrías,
libre al fin para cantar tu libertad:
Dios de pobres, enfermos y excluídos,
Dios que viertes tu sangre al liberar.

_____________________

La canción Sonrisa de Dios es una composición de Juan Manuel León. Forma parte de la producción preparada en honor de la Beata Laurita Vicuña, "Más allá de las cumbres", que hemos presentado ya antes en este blog (Creo en ti, te lo vuelvo a decir, Felices los que dan la vida por amor y Tu amor, Padre).

Esta versión está interpretada por Teresa Larraín y Cristóbal Fones, SJ. Puedes bajar la letra y los acordes aquí (Sonrisa de Dios).

29 de septiembre de 2008

Himno de la tarde




Este himno de la Liturgia sea nuestra gratitud hecha canto, en medio de los cansancios de cada día, confiados en que sólo Dios puede darnos el reposo y la paz que tantas veces buscamos a tientas, afanados en mil tareas, desconfiados y perplejos, conscientes de nuestro barro frágil.

Que nuestros cuerpos y corazones reciban el abrazo del Padre, que nuestros ojos posen su mirada en los del Hijo y nuestros deseos profundos se hagan vida conducidos por los soplos del Espíritu.

Cuando la luz del día está en declive
Y pierden resplandor las claridades
Concédenos, Señor, venir humildes
A darte nuestro amor por tus bondades

Así vuelven, Señor, a sus hogares
Los hombres del trabajo de este día
Cargados de ilusiones entrañables
Vividas con dolor, con alegría

Alivie su cansancio y sus dolores
La dulce madre noche en su regazo
Convierta en realidad sus ilusiones
La fuerza omnipotente de su brazo

Acoge bondadoso, Padre excelso
El santo sacrificio vespertino
Tu Espíritu y tu Hijo, Señor nuestro
Al hombre en su camino lo acompañen

Amén
_____________

Este Himno de la tarde pertenece a la Liturgia de las Horas. Lo interpreta el coro de sacerdotes y hermanos de la Congregación de los Sagrados Corazones en su disco "El Señor es mi luz y mi salvación", publicado por Editorial Tiberíades. La letra y los acordes los puedes bajar aquí (Himno de la tarde).

20 de septiembre de 2008

Bienaventurados




Los bienaventurados de Dios están más cerca de lo que a veces pensamos. Son nuestros pobres, nuestros vecinos, nuestros abuelos, nuestra gente. Los de aquí y los de allá, los de ayer y los de hoy.

Y es que basta abrir los ojos para reconocer a nuestro alrededor gestos de amor y esperanza, de esos que hacen que el mundo siga en pie... Pues no se trata de heroísmos estruendosos o de vidas sin tacha ni quiebres...

Se trata más bien de pequeñas luchas cotidianas, de rostros que lloran su pena sin ahogarse en ella, o de ojos que aprenden a mirar con transparencia el mal que nos circunda y sin embargo no dejan de reconocer la bondad del corazón humano.

El Reino de Dios se deja encontrar con los ojos de la fe. Donde todo parece oscuridad y tinieblas, reconocemos latidos de consuelo, de misericordia, de compromiso. Rostros que se resisten a desaparecer en el mercado de la indiferencia, rostros que tienen hambre y sed de justicia, que buscan la paz en el trabajo, en la familia, entre los pueblos.

Perseguidos o ignorados, marginados, calumniados. Mujeres solas, hombres de trabajo, jóvenes sin artificios. Los feos, los nadie, los obesos; los que no acumulan éxitos sino que viven humildes el día a día... Aun cuando no cuenten para la mayoría, son en Dios bienaventurados.
___________________

Bienaventurados es una antífona sencilla, que forma parte de toda una musicalización de las Bienaventuranzas compuesta por el grupo Ixcis. Puedes adquirir todo su material gratuitamente a través de su página web. El texto de esta antífona y las otras que componen el disco "En espíritu y en verdad" del año 2004 las puedes bajar aquí (En Espíritu y en Verdad).

6 de septiembre de 2008

Fieles




La fidelidad es un don que hemos de pedir con sencillez cada día. Sí, sabemos que los buenos propósitos no bastan; que nuestras fuerzas son necesarias, pero tan frágiles... Y es que nos convoca una vocación que nos trasciende; se trata de un deseo profundo, ambicioso y valiente: queremos ser fieles como eres Tú.

Queremos ser fieles a Ti, Señor: a tu Palabra, a tu Evangelio; fieles a tu voluntad. Fieles sin complejos, fieles apasionados; hombres y mujeres santos, capaces de amar sin mezquindades.

Haznos fieles a tu vida Eucarística, entregando lo que somos y tenemos en favor de los más pobres y excluídos, luchando por un mundo más humano como tú lo has soñado desde siempre. No permitas que ni la noche ni el día, las tempestades o la calma nos distraigan de esta misión que hace arder nuestro corazón.

La fidelidad es un valor que hoy se exige en todo ámbito, es una prueba de autenticidad y coraje. Ayúdanos a vivirla desde ti, por ti y para ti. Que alcance todas nuestras relaciones humanas; nuestros compromisos afectivos, laborales, familiares, sociales...

Haznos fieles como eres Tú.
______________

Fieles es una composición de Maite López, cantante y compositora cristiana. Se encuentra en su disco "Amarás", que puedes conseguir a través de la Editorial San Pablo, España. Puedes bajar la letra y los acordes de esta canción aquí (Fieles).

31 de agosto de 2008

... Y allí estás tú




En todo está el Señor. Él nos sondea y nos conoce, sabe donde alcanzan nuestros sueños, donde reposa nuestra mirada. Nada escapa a su abrazo de Padre, nada olvida quien formó nuestras entrañas y nos tejió en el seno materno.

Pero necesitamos aprender a reconocerlo. Este canto nos recuerda que no hay que ir muy lejos para ello. Y es que Dios mismo sale a nuestro encuentro dándose entero en la creación, en el corazón humano, en los momentos de gozo y en los momentos de oscuridad.

"¿Adónde iré lejos de tu aliento,
adónde escaparé de tu mirada?
Si escalo el cielo, allí estás tú;
si me acuesto en el abismo, allí te encuentro;
si vuelo hasta el margen de la aurora,
si emigro hasta el confín del mar,
allí me alcanzará tu izquierda,
me agarrará tu derecha.
Si digo: «Que al menos la tiniebla me encubra,
que la luz se haga noche en torno a mí»,
ni la tiniebla es oscura para ti,
la noche es clara como el día. (Salm 139, 7-12)

Que la alabanza brote serena de nuestros labios ante Aquél que nos da la vida. Y que nuestros ojos tengan siempre presente a este Dios que sostiene la existencia auténticamente humana.
________________

... Y allí estás tú es una composición de Brotes de Olivo, conjunto español de gran trayectoria en la música cristiana. Esta canción se encuentra en el disco "Cómo te podré pagar", del año 2002, que puedes bajar íntegramente desde aquí (Cómo te podré pagar).

Ya hemos presentado anteriormente parte de su trabajo en este blog (En mi debilidad). La letra y los acordes de la canción que aquí presentamos la puedes bajar aquí (... Y allí estás tú).

26 de agosto de 2008

Señor, a quién iremos




"Entonces Jesús preguntó a los Doce: -¿Acaso también ustedes quieren irse? Simón Pedro le respondió: -Señor, ¿a quién iríamos? Tus palabras dan vida eterna. Nosotros creemos y sabemos que tú eres el Santo de Dios" (Jn 6, 67-69).

Es bueno preguntarnos de cuándo en cuándo por dónde andan nuestras búsquedas, a dónde vamos... Y es que el rumbo no pareciera estar tan claro en nuestros días. Nos llenamos de actividades, se nos va la vida en compromisos urgentes y pareciera que lo verdaderamente importante lo vamos postergando para otro momento.

Si no aprendemos a confiar en el Señor, en su amor gratuito y fiel, podemos consumirnos tratando de compensar nuestro vacío... Así gastamos nuestra energía en mantener una imagen exitosa delante de los demás o perdemos la alegría en un intento agotador por ganarnos el afecto de quienes nos rodean.

Pero ¿quién como el Señor conoce lo que llevamos dentro?, ¿hasta qué punto nos dejamos sostener por él? No es lo que hacemos lo que nos salva, sino que es Jesús -nuestro Salvador- el que nos mueve a una vida auténticamente entregada.

El texto de este canto puede ser un respiro. Dejemos que el dador de la vida sea nuestro descanso y quien da sentido a todo lo que hacemos. Que él nos muestre la realidad, la nuestra y la de todos.

___________________

Señor a quién iremos es una composición de Cristóbal Fones, SJ con texto de Paula Richards. Esta versión de la canción se encuentra en el disco "Consagrados a ti", que puedes adquirir a través de Candil Producciones. La letra y los acordes los puedes bajar aquí (Señor, a quién iremos).

17 de agosto de 2008

Duerma el que mucho trabajó




El testimonio de los santos nos remece y nos mueve. Vaya aquí nuestro homenaje a este jesuita chileno que supo reconocer a Cristo en el pobre y se desangró por construir un mundo donde habite la justicia...

"...Duerma el que mucho trabajó. No durmamos nosotros, no como grandes deudores huidizos que no vuelven la cara hacia lo que nos rodea, nos ciñe y nos urge casi como un grito.

Si, duerma dulcemente él, trotador de la diestra extendida, y golpee con ella a nuestros corazones para sacarnos del colapso cuando nos volvamos sordos y ciegos.

Y alguna mano fiel ponga por mí unas cuantas ramas de aromo o de 'pluma de Silesia' sobre la sepultura de este dormido que tal vez será un desvelado y un afligido mientras nosotros no paguemos las deudas contraídas con el pueblo chileno, viejo acreedor silencioso y paciente.

Démosle al Padre Hurtado un dormir sin sobresalto y una memoria sin angustia de la chilenidad, criatura suya y ansiedad suya todavía".

Gabriela Mistral
(Extracto de "Un pastor menos", 1952).

__________________

Duerma el que mucho trabajó es una composición de Pablo Coloma, basada en un texto de Gabriela Mistral, premio nobel de literatura. La interpreta el mismo autor, de quien ya hemos presentado algunos trabajos anteriormente (Espíritu Santo, Amar sin descanso)

Esta canción forma parte de una producción que se realizó en honor de San Alberto Hurtado en el año de su canonización: "Un fuego que enciende otros fuegos". Puedes bajar la letra y los acordes aquí (Duerma el que mucho trabajó). El disco lo puedes adquirir en Candil Producciones.

10 de agosto de 2008

Himno de Alabanza




"Intercambien salmos, himnos y cánticos espirituales... Que el Señor pueda oír el canto y la música de sus corazones. Den gracias a Dios Padre en nombre de Cristo Jesús, nuestro Señor, siempre y por todas las cosas" (Efesios 5, 19-20).

Quien ha experimentado la misericordia de Dios en su vida, conoce el gozo y la gratitud que brotan espontáneos desde el fondo del alma; una respuesta que compromete la vida misma; un sí completo que canta la grandeza del Señor.

Así podemos devolver lo que gratis hemos recibido; así ofrecemos nuestra libertad y nuestra memoria, nuestra voluntad y nuestro entendimiento. Todo lo que somos se multiplica en las manos de quien nos sostiene, nos llama y nos ama.

Gracias, Padre, por amarnos en el principio; gracias por amarnos también en nuestro extravío... Este canto nos permite elevar nuestro corazón hacia Ti, que eres la fuente de todo horizonte verdaderamente humano. Gracias por desafiarnos a vivir este himno de alabanza en el día a día y a proclamar con nuestras voces que tú eres nuestro Dios.
__________

Himno de Alabanza es una composición de Juan Pablo Rojas. La interpreta el coro de Misión País 2008, experiencia de servicio y evangelización de gran magnitud en Chile.

Esta canción se encuentra en el disco "Nuestro Encuentro con Jesús", que es el quinto volúmen ya de las distintas producciones musicales que acompañan esta gran misión universitaria cada año. Puedes bajar el texto y los acordes aquí (Himno de Alabanza).

28 de julio de 2008

Amarte a ti, Señor




Amarte a ti, Señor, en todas las cosas
y a todas las cosas, amarlas en ti.

En todo amar y servir, ese es el ideal de San Ignacio de Loyola. Un hombre que fue alcanzado por la gracia de Dios y se dejó transformar por ella. Su corazón encendido dejó un legado de invaluable riqueza para la vida de la Iglesia.

Esta convicción profunda de que podemos hallar a Dios en todas las cosas brota de su experiencia personal de encuentro con el Señor. Se trata de un conocimiento interno de la misericordia infinita del Padre y del reconocimiento de un amor concreto, cotidiano; que ordena la vida.

Y es que Dios se hace presente en todas sus criaturas, y en ellas está activamente amándonos. Su bondad nos ha dado todo lo que somos y tenemos. Por eso brota espontáneo desde el corazón un auténtico deseo de retornar y ofrecer en su servicio lo que gratuitamente hemos recibido:

Decimos con Ignacio: "Tomad, Señor, y recibid toda mi libertad, mi memoria, mi entendimiento y toda mi voluntad; todo mi haber y mi poseer. Vos me lo disteis, a vos, Señor, lo torno. Todo es vuestro. Disponed a toda vuestra voluntad. Dadme vuestro amor y gracia, que ésta me basta" [EE234].
____________

Amarte a ti, Señor es una composición bilingüe (español y euskera) de Félix Zabala, SJ creada especialmente para la celebración de los 500 años del nacimiento de San Ignacio (1991). Forma parte de la producción Loiola'91, que puedes descargar en su totalidad aquí.

Una versión distinta de este canto, que incluye sus estrofas tomadas del libro de los Ejercicios Espirituales, puedes bajarla en formato mp3 aquí. También puedes descargar el texto con sus acordes (Amarte a ti, Señor).

21 de julio de 2008

En mi debilidad




En nuestra debilidad, el Señor nos hace fuertes...

Pues sólo en su amor, sólo en su vida es que puedo yo verdaderamente amar y vivir. Es cuando dejo toda pretensión de omnipotencia, que dejo entrar a Dios en mí y desde dentro florece una fuerza que me hace libre.

Pero es también en mi debilidad que Dios se hace fuerte en mí, pues su Luz irradia más luminosa y su Misericordia se abre paso en el corazón humano transformándolo, plenificándolo.

Le tenemos tanto miedo a la fragilidad.

En un mundo en que pareciera que debemos abrirnos espacio a codazos para salvar el pellejo y mostrarnos siempre invensibles ante los demás, el Evangelio nos recuerda que Jesús ha venido a salvar justamente a los que experimentan día a día su debilidad, a los pobres, a los pecadores.

Ser cristiano no es sinónimo de una perfección humana puritana, infranqueable, aséptica. Es más bien aprender a convivir con la cizaña que hay en el mundo, pero poniendo nuestra atención al trigo que crece robusto y que expresa nuestra vocación más profunda: la de hijos e hijas amados por un Padre que conoce nuestra debilidad y sale a su encuentro con su amor y su gracia.
___________________

En mi debilidad es una antífona compuesta e interpretada por el grupo Brotes de Olivo, de gran trayectoria en la música cristiana. Pertenece a la producción "Cómo te podré pagar", realizada el año 2002. Puedes bajar todas las canciones en formato mp3 de este disco y muchos otros desde aquí. La letra y los acordes de esta canción los puedes bajar aquí (En mi debilidad).

16 de junio de 2008

La Caridad




La caridad produce caridad, la indiferencia lastima...

Si tan sólo aprendiéramos a confiar más en ese corazón inquieto que nos empuja hacia afuera y nos descubre hermanos unos de otros. Es la semilla del amor la que florece y da frutos, no la del egoísmo.

Muchos hemos experimentado el gozo del servicio, el cariño profundo que surge del encuentro sin máscaras con los demás. ¡Cuánto amor descubrimos así en nosotros!, ¡cuánta verdad en nuestra voz!, !cuánta esperanza en nuestra mirada!

Y es que al salir de nuestro encierro, somos más verdaderamente nosotros mismos. La vulnerabilidad nos salva, nos encamina a la libertad. Estamos hechos para los demás, tal como nuestro Maestro y Señor. En ello se juega nuestra auténtica felicidad.

Abrámonos, pues, a esta Buena Noticia. Dejemos que nuestra fe nos empuje a más; que deje obrar la justicia que reclama el Reino, ese amor que se compromete desde las entrañas...

Y así ver a Jesús en el que siente que sus noches son eternas, descubrirlo a nuestro alrededor: en los niños, los pobres, los marginados, los ancianos, los tristes... en todo ser humano, dejando que el "otro" sea siempre una invitación a soñar un mundo nuevo.
______________

La caridad es una composición de Fernando Leiva, de quien ya hemos presentado algunas canciones anteriormente (Ven, Para crecer). Esta canción se encuentra en su producción "Ven a mi ventana", publicada el año 2003. Encuentras la letra y los acordes aquí (La caridad).

9 de junio de 2008

El Señor es mi pastor




La mirada transparente y el rostro sereno son fruto de una confianza auténticamente cimentada en Dios. Al final del día, no se trata de nuestros méritos, sino de su amor que los hace posibles. El Señor es nuestro pastor, en él descansan nuestros sueños inquietos.

Dejemos que las palabras de este Salmo nos acompañen en estos días en que escuchamos la llamada de Jesús a seguirlo, a ensanchar nuestras miradas y cultivar un corazón misericordioso como el suyo.

El Señor es mi pastor, nada me falta.

En prados de hierba fresca me hace descansar,
me conduce junto a aguas tranquilas, y renueva mis fuerzas.
Me guía por la senda del bien, haciendo honor a su nombre.
Aunque pase por un valle tenebroso, ningún mal temeré,
porque tú estás conmigo; tu vara y tu bastón me dan seguridad.

Me preparas un banquete para envidia de mis adversarios,
perfumas con ungüento mi cabeza y mi copa está llena.
Tu amor y tu bondad me acompañan todos los días de mi vida;
y habitaré por siempre en la casa del Señor. (Salmo 23)

Pidamos la gracia de la confianza... esa que nos hace caminar esperanzados aún en medio de dificultades y persecusiones, esa que sacude nuestra falta de fe y abre futuro a nuestros deseos más profundos.

______________________

El Señor es mi pastor es una composición de Nico Montero, reconocido cantautor católico español que ya ha publicado varias producciones. En sus textos se refleja gran hondura y un modo de articular la fe cercano al mundo contemporáneo.

Esta canción, que interpreta el mismo autor, se encuentra en su disco "Lo nuevo ha comenzado". Puedes acceder a la letra y los acordes aquí (El Señor es mi pastor).

3 de junio de 2008

Canción al Corazón de Jesús




Amor que abre sus brazos de acogida, amor apasionado. Amor generoso, inclaudicable, ardiente, humilde, infinito. Es el amor de Jesús; su corazón humano, lleno de compasión y misericordia.

En este mes del Sagrado Corazón, pidamos la gracia de identificarnos con el amor que se hizo niño frágil, que carga nuestros pecados hasta traernos a la vida, que no se cansa de buscarnos y esperar paciente nuestra respuesta, el encuentro.

Jesús traspazado, triunfante en la cruz, siempre dispuesto a perdonar y confiar en nosotros, aún conociendo nuestro barro. Y es que el Señor tiene un corazón apasionado por el ser humano, especialmente por los que lloran sus errores y cargan bultos pesados...

No busca a los perfectos, a los que tienen la vida solucionada, sino a los que caminan a tropiezos, a los que luchan, a los que creen y esperan. Así, nos dice frente a los juicios apresurados y severos:

"No tienen necesidad de médico los sanos, sino los enfermos. Vayan y aprendan lo que significa: Misericordia quiero y no sacrificios, que no he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores" (Mt 9, 12-13).

Que este canto nos ayude a penetrar el sentido más auténtico de la compasión cristiana, del amor que se compromete más allá de la norma, que se entrega desde las entrañas, que vence la muerte.
___________________

Canción al Corazón de Jesús es una composición de Cristóbal Fones, SJ con texto de Jorge Méndez, SJ. Se encuentra en variados registros discográficos (En El sólo la esperanza; Padre, te canto; Jubileo 2000; Consagrados a ti).

Esta versión la interpreta Cristóbal Fones, SJ en el disco "Consagrados a ti", que puedes adquirir a través de Candil Producciones en Chile, Ediciones San Pablo en España, o en Ediciones Paulinas para otros países de América Latina. El texto y los acordes los puedes bajar aquí (Canción al Corazón de Jesús).

26 de mayo de 2008

Tu amor, Padre




El Señor se ha fijado en los sencillos. Su Buena Nueva ha sido dada a conocer a los pobres, a los humildes. Con ellos se ha identificado; sus gozos celebra, sus penas padece, sus luchas acompaña...

Sin aspavientos, él mismo se hizo pobre para enriquecernos con su pobreza (2 Cor 8, 9). Y es que esa predilección de Dios tan clara por los últimos es la revelación de su amor radical por todos, la expresión de su corazón apasionado por la dignidad del ser humano:

"En aquél momento, el Espíritu Santo llenó de alegría a Jesús, que dijo: Yo te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y prudentes, y se las has dado a conocer a los sencillos. Sí, Padre, así te ha parecido bien..." (Lc 10, 21).

Los obispos latinoamericanos nos invitan a sintonizar nuestro corazón con el de Jesús, y nos recuerdan que "la opción por los pobres debe conducirnos a la amistad con los pobres" (Documento de Aparecida, 398). Pues no se trata esto primeramente de una cuestión de números, sino de amor.

La lucha por la justicia, la compasión, el interés y el compromiso por la causa de los más débiles brota de la misma fe que se nos ha regalado en el Hijo, el Pan que da la vida, que pone al hombre de pie, que ama y devuelve la alegría a los tristes y a los afligidos el consuelo.

Que este canto nos ayude a gozarnos con Cristo por la elección que el Padre ha hecho en favor de aquellos muchas veces despreciados y olvidados por nuestro mundo, o por nosotros mismos. Y que mueva nuestro corazón para salir al encuentro de Dios en ellos y con ellos.
___________________

Tu amor, Padre es una composición de Juan Manuel León, SDB. Forma parte de la producción preparada en honor de la Beata Laurita Vicuña, "Más allá de las cumbres", que hemos presentado ya antes en este blog (Creo en ti, te lo vuelvo a decir y Felices los que dan la vida por amor). Esta versión está interpretada por Cristóbal Fones, SJ. El texto y los acordes los puedes bajar aquí (Tu amor, Padre).

15 de mayo de 2008

Credo




La Trinidad es un regalo infinito y un desafío constante. Dios ha querido comunicarse con nosotros salvándonos, dándonos vida abundante, regalándose entero.

Y lo ha hecho penetrando nuestra historia, enviándonos a su propio Hijo (Juan 3, 16-18) y regalándonos un Espíritu que nos hace hijos adoptivos en él; que nos permite clamar "Abba", Padre (Rom 8, 15).

Si Dios es el amor mismo, entonces podemos imaginarnos esa profunda comunión y amistad que revela la vida trinitaria. Todo lo que viene de él es vivificante, transparente de un misterio que no se deja atrapar, pero que despierta en nosotros la alegría profunda de sabernos amados.

"Creo en un sólo Dios,
Padre omnipotente,
creador del cielo y de la tierra,
de todo lo visible y lo invisible..."

"Creo en un sólo Dios,
Jesucristo el Señor,
Hijo unigénito de Dios,
nacido del Padre antes de todos los siglos..."

"Creo en un sólo Dios,
Espíritu Santo,
Señor y Dador de vida,
que procede del Padre y del Hijo..."

Dios no es solitario, sino comunión radical. Vivamos también nosotros "en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo" esa vida que se expande y fortifica en gestos de amor, compasión y unión fraterna.
_________

Credo forma parte de la misa "Verbum Panis", compuesta por Mite Balduzzi (texto de Chiara Casucci) e interpretada por el coro del Movimiento Juvenil Construir. Puedes bajar la letra y los acordes aquí (Credo).

10 de mayo de 2008

Espíritu Santo




SECUENCIA DE PENTECOSTES

Ven, Espíritu Divino
manda un rayo de tu lumbre
desde el cielo.
Ven, Oh Padre de los pobres,
Luz profunda; en tus dones,
Dios espléndido.

No hay consuelo como el tuyo
dulce huésped de las almas,
mi descanso.
Suave tregua en la fatiga,
fresco en horas de bochorno,
paz del llanto.

Luz santísima, penetra
por las almas de tus fieles
hasta el fondo.
Qué vacío hay en el hombre,
qué dominio de la culpa
sin tu soplo.

Lava el rostro de lo inmundo,
llueve tú nuestra sequía,
ven y sánanos.
Doma todo lo que es rígido;
funde el témpano
encamina lo extraviado.

Da a los fieles que en ti esperan
tus sagrados siete dones
y carismas.
Da su mérito al esfuerzo,
salvación e inacabable
alegría.

Amén.
________________

Espíritu Santo es una composición de Pablo Coloma con el texto de la tradicional secuencia de Pentecostés. Encuentras esta hermosa canción y otras de sus notables composiciones litúrgicas en el disco "Pueblo de Dios", que puedes adquirir a través de Candil Producciones. La letra con los acordes los puedes bajar aquí (Espíritu Santo).

1 de mayo de 2008

Para crecer




La voz del Señor nos llega al alma y nos invita a vivir en libertad. Es una voz que nos levanta y nos mueve a "más"... para crecer y amar, para entregar generosamente lo que somos y tenemos, para vivir en paz.

Sí, el Señor se comunica entero a nosotros y nos mueve a salir al encuentro del otro. No nos quiere estancos, apocados y temerosos. Hemos sido llamados a la vida en plenitud, a una vida en solidaridad, gozo, misericordia y justicia.

Nadie como Dios puede pronunciar esa palabra liberadora que levanta nuestro corazón y lo hace fecundo. Él formó nuestras entrañas y nos tejió en el vientre materno; por todas partes nos rodea y sus manos nos protejen (Sal 139, 5.13).

Sabe bien del barro que estamos hechos y al mismo tiempo conoce nuestros sueños más profundos. En Jesús caminó nuestras andadas y penetró el amor humano. Nuestro cuerpo maduró junto a él y su amor ha sido nuestra danza.

Y hoy tampoco nos abandona, sino que cumple su promesa: "Yo estaré con ustedes todos los días hasta el fin del mundo" (Mt 28, 20). Pedimos con sencillez que su Espíritu nos haga verdaderamente libres y nos siga moviendo para crecer, para entregar... para en todo amar y servir.
____________________

Para Crecer es una composición de Fernando Leiva, de quien ya hemos presentado una canción anteriormente (Ven). Esta canción se encuentra en su producción "Ven a mi ventana", publicada el año 2003. Encuentras la letra y los acordes aquí (Para Crecer).

24 de abril de 2008

Nada te turbe




Nuestra vida anda todo el tiempo a las carreras. El trabajo, las cuentas, los estudios, el tráfico, los compromisos; metas que cumplir, impresiones que dar, papeles que ordenar, horarios que seguir...

Muchas cosas turban nuestro corazón a diario. Y algunas son verdaderamente significativas. Otras, en cambio, no tienen mayor importancia, pero sentimos que fácilmente nos arrebatan la paz y la esperanza.
Nada te turbe
nada te espante
todo se pasa
Dios no se muda
la paciencia
todo lo alcanza
Quien a Dios
tiene nada le falta
Solo Dios basta

¡Cuán necesario es volver una y otra vez a centrar nuestros afectos!

Recordar que Dios está caminando con nosotros, que sostiene nuestros sueños más profundos y que es fiel a su Promesa nos ordena el alma y nos ayuda a disponer el corazón para una vida más auténtica.

No serán, pues, los miedos ni los problemas los que definan nuestro andar. No será el presente, ni lo pasado, ni lo futuro... "Si Dios está con nosotros, ¿quién estará contra nosotros?" (Rom 8, 31-39).

La música puede ser una gran ayuda porque es también un "modo de preparar y disponer el alma, para quitar de sí todas las afecciones desordenadas, y después de quitadas para buscar y hallar la voluntad divina en la disposición de su vida" [EE 1].
__________________

Nada te turbe es una composición de Tere Larraín, basada en el conocido texto de Santa Teresa de Ávila (1515 - 1582). Su sencillez cautiva desde el primer momento. La misma autora es quien interpreta este canto, que puedes encontrar en su disco "Dios te ama", producido por Candil Producciones.

La letra y los acordes los puedes bajar aquí (Nada te turbe). El tono original de la grabación está un poco más alto (Db), pero para los guitarristas será más fácil tocar la canción en C y poner el cejiillo en el primer espacio.

18 de abril de 2008

Consagrados a ti




La consagración es la entrega del ser humano completo, del hombre total. Darse, dedicarse con ardor y pasión a la vocación que hemos recibido nos introduce en el misterio de lo sagrado, donde Dios y el hombre comparten la amistad, la vida y la misión.

Nos consagramos los unos a los otros en el matrimonio, en el servicio, en el trabajo, en el amor concreto del compromiso cotidiano. Nos consagramos a Cristo en el bautismo, en la escucha de su Palabra, en la comunión de su Cuerpo.

Muchos hombres y mujeres también se consagran en la vida religiosa, viviendo -según sus diversos carismas- enteramente volcados a la tarea apostólica, campartiendo con Jesús el oficio de consolar, atendiendo a las necesidades de los olvidados, compartiendo el pan y la sonrisa.

Animados por el amor, urgidos por la justicia que brota de la fe, queremos ofrecernos para servir bajo la bandera de Cristo. Nos confiamos a su amor y su gracia para echar a andar este camino.

Él conoce bien nuestra humanidad... Le pedimos que fecunde nuestras miserias y refunde nuestras fronteras, que ensanche nuestra mirada y expanda nuestro corazón hasta el deseo de la identificación total.

Sin escabullir el derrotero de la cruz, sino más bien pidiendo la gracia de ser recibidos como compañeros en la tarea del Reino, abrimos nuestros brazos y decimos con alegría:

"Eterno Señor de todas las cosas, yo hago mi oblación con vuestro favor y ayuda, delante vuestra infinita bondad, y delante vuestra Madre gloriosa y de todos los santos y santas de la corte celestial, que yo quiero y deseo y es mi determinación deliberada, sólo que sea vuestro mayor servicio y alabanza, de imitaros en pasar todas injurias y todo vituperio y toda pobreza, así actual como espiritual, queriéndome vuestra santísima majestad elegir y recibir en tal vida y estado" [EE 98].
_____________________

Consagrados a ti es una canción de Cristóbal Fones, SJ, basada en un texto compuesto para la celebración de sus votos perpetuos en el año 1996. Se encuentra en el disco del mismo nombre, que puedes adquirir a través de Candil Producciones en Chile o Ediciones San Pablo en España. La letra y los acordes los puedes bajar aquí (Consagrados a ti).

11 de abril de 2008

Felices los que dan la vida




Bienaventurados los hombres y mujeres que se arriesgan a amar. Son felices porque llevan a Dios en el corazón. No es que sean mejores, es simplemente que son más libres.

Dar sin condiciones, regalar el perdón, conservar el corazón íntegro, luchar por la justicia del Reino... Lo que caracteriza al discípulo no es su perfección, sino su pasión por la misión de Cristo: el que ha experimentado el amor verdadero sabe que otro mundo es posible.

Todos queremos ser felices, pero nos cuesta encontrar la felicidad auténtica, duradera. Y es que quizás la andamos buscando en el lugar equivocado... Jesús nos señaló el camino hacia la plenitud con su propia vida y nos enseño con sus palabras quiénes son los primeros bienaventurados de Dios (Mt 5, 1-12).

La Pascua nos recuerda que la humanidad entera está llamada al amor, a la Vida plena. Y hay un modo particular en el que cada uno es invitado y sostenido por Dios para dar la vida, luchar por ella, consagrarla, defenderla, cultivarla y conservarla en su dignidad. Eso se llama vocación.

En este tiempo la Iglesia nos invita a orar de un modo especial por las vocaciones sacerdotales y religiosas... Pidamos al Padre que siga invitando a muchos al amor consagrado.

Y abramos también nuestros propios oídos y corazón para que, cualquiera sea nuestra vocación, "no seamos sordos a su llamamiento, mas prestos y diligentes para cumplir su santísima voluntad" [EE 91].
______________

Felices los que dan la vida por amor es una composición de Juan Manuel León, SDB. Forma parte del disco "Más allá de las cumbres" en honor de la Beata Laura Vicuña (puedes bajar todas las canciones desde la sección Archivos y Recursos del menú principal). La producción pertenece a la Congregación Hijas de María Auxiliadora.

Interpretan esta canción Juan Manuel León, SDB y Cristóbal Fones, SJ. Aquí puedes acceder al texto y los acordes (Felices los que dan la vida por amor). El tono de la grabación es Ab, pero para facilitar la lectura he escrito los acordes en G. En la guitarra basta poner el cejillo en el primer espacio.

5 de abril de 2008

Dios no ha muerto




La celebración del Misterio Pascual es nuestra memoria viva de un Dios que no cesa de salir a nuestro encuentro... Jesucristo, el Señor muerto y resucitado, marca la entrada definitiva de Dios en la historia del ser humano.

"Quien diga que Dios ha muerto,
que salga a la luz y vea
si el mundo es o no tarea
de un Dios que sigue despierto..."

A veces nos resulta difícil encontrar a Dios, pero la verdad es que no está lejos. Así, San Ignacio nos invita en los Ejercicios Espirituales a "considerar cómo Dios trabaja y labora por mí en todas (las) cosas criadas sobre la haz de la tierra" [EE 236].

Y es que el Señor vive en nuestras casas, anda a nuestro paso, camina nuestras calles, acompaña nuestras luchas. Como canta este himno:

"Ya no es su sitio el desierto
ni en la montaña se esconde;
decid, si preguntan dónde,
que Dios está -sin mortaja-
en donde un hombre trabaja
y un corazón le responde".

Como hizo con los peregrinos de Emaús, el Resucitado abre nuestros ojos para reconocerlo a nuestro lado. Con él se siembra y con él brota la tierra; el grano debía enterrarse para que saliera a la luz el trigo... La muerte y el pecado han sido vencidos.

Aferrémonos a la certeza serena y profunda que nos regala la fe. Dios sigue vivo, creando y amando. Y nos sigue invitando a ser parte de esta tarea hermosa que empuja la vida y renueva la esperanza.
___________________

Dios no ha muerto es una adaptación del tradicional himno de las horas "Te está cantando el martillo", que acompaña la oración del mediodía. La música es composición de Oscar Silva y transmite con especial acierto el sentido profundo del texto. Puedes bajar la letra y los acordes aquí (Dios no ha muerto).

29 de marzo de 2008

Cantaré por siempre




"¡Cantaré por siempre tu amor, Señor
Celebraré las maravillas de tu nombre
pues tu palabra es un canto de perdón
una canción de misericordia y de paz!"

El gozo de este tiempo pascual es al mismo tiempo una invitación para dejar que la luz del Resucitado vaya llenando todos los rincones de nuestro diario vivir, como nos recuerda este salmo:

"Que al despertar nos llenemos de tu amor y cantemos himnos de alabanza en nuestros días, pues tu amor es tan alto como los cielos y tu fidelidad tan cierta como el amanecer".

Hacer de nuestra vida un canto es recorrer con Jesús su propio camino. La música de la vida cristiana es, sin duda, un reflejo de la pasión de Dios por el ser humano. La canción nos hace volcarnos hacia afuera, compartir, comunicar, exponernos, generar nuevas relaciones...

Hemos experimentado su amor infinito, vamos ahora a compartirlo y a celebrarlo. "Cantaré por siempre tu amor, pues tú eres mi refugio y mi fortaleza; tú llenas el mundo con tu espíritu que da vida".

El don del Resucitado es la paz, que disipa los miedos y nos lanza a la vida. El Señor ha entregado su vida para que la nuestra fuera restaurada. Así, animados por ese amor, nos hacemos uno con él para ser "otros Cristos" y participar en la construcción de un mundo nuevo.

Pidamos al Padre en estos días la gracia del "conocimiento interno de tanto bien recibido, para que, enteramente reconociendo, podamos en todo amar y servir a su divina majestad" [EE 233].
______________________

I will sing forever es composición de Manoling Francisco, SJ. Interpreta esta música el grupo Bukas Palad, de gran impacto en la música católica de Filipinas, que este mismo jesuita ayudó a fundar hace ya algunos años atrás. La canción se encuentra en el disco "The Best of Bukas Palad", volumen 2. Puedes bajar el texto y los acordes aquí (I will sing forever).

La música de Manoling ha atravezado continentes y tiene versiones en inglés, chino y otros idiomas. Sus trabajos litúrgicos han tenido gran acogida y se encuentran recopilados en numerosos discos, grabados y distribuidos por el Centro de Comunicaciones de los Jesuitas, en su sección Jesuit Music Ministry.

22 de marzo de 2008

Resucitó el Señor




¡Su amor fue más fuerte que la muerte!

El Señor ha resucitado...

"En verdad es justo y necesario aclamar con nuestras voces y con todo el afecto del corazón, a Dios invisible, el Padre todopoderoso, y a su único Hijo, nuestro Señor Jesucristo" (Pregón Pascual).

La Iglesia canta de alegría... recibe el perdón estremecida; los pobres saltan de contentos, se sientan a la mesa... se ponen de pie. El Señor cumple su Promesa. La salvación se hace vida infinita, abundante.

Hoy es día de fiesta. Dios, en su infinita bondad, ha restaurado la suerte de los humillados y despojados: Jesús, el Señor crucificado, vive glorioso para siempre. Los pobres se ponen de pie, los perseguidos encuentran la paz; los pecadores reciben el consuelo y el perdón.

Aquí descansa la certeza de nuestra esperanza. Porque hemos muerto con Cristo en el Bautismo, con él participamos ya de la Vida plena que se nos ofrece como don: vida en abundancia, vida de justicia y amor auténtico, libre, eficaz.

Jesús, el Señor, es el lucero que no tiene ocaso, el Cordero de Dios que quitó el pecado del mundo. Él es quien se ofrece continuamente por nosotros e intercede por todos. Él es quien, volviendo del abismo, brilla sereno para el linaje humano. ¡Feliz culpa que mereció tal Redentor!

Su victoria alcanza todos los rincones de la tierra... el pecado, la violencia, el odio y la muerte no tienen la última palabra. Dejemos que el gozo pascual nos inunde, transforme nuestras vidas y se expanda en signos y gestos de amor.
________________

Resucitó el Señor es una canción para celebrar esta Buena Noticia. El texto es de Paula Richards y la música de Cristóbal Fones, SJ. Puedes bajar la letra y los acordes aquí (Resucitó el Señor). Este canto es apropiado para celebraciones juveniles y tiene un estribillo fácil de aprender.

La canción se encuentra con distintas versiones en el disco "Padre, te canto" y "Consagrados a ti", que puedes conseguir a través de Candil Producciones o en disquerías de Chile, España, Colombia, Argentina, Bolivia y México. En Estados Unidos encuentras esta canción como parte de la colección "Sal de la Tierra", publicada por Oregon Catholic Press.

14 de marzo de 2008

El Señor de la Historia




El Misterio Pascual condensa lo esencial de nuestra fe, la gran Buena Nueva de Jesucristo, nuestra Pascua, el Cordero de Dios que quitó el pecado del mundo. Estos días que llamamos "santos", celebramos de forma solemne a Aquél que "muriendo, destruyó nuestra muerte, y resucitando, restauró nuestra vida".

Nuestra propia historia se traduce, se revela y se asume en la suya. Es en su entrega, sus gestos, su palabra y su silencio, que el Señor nos fue mostrando el sentido verdadero de la vida, de nuestra propia vida.

En estos días "adoramos su cruz y alabamos su resurrección, pues del árbol de la Cruz ha venido la alegría al mundo entero"; la efusión del gozo pascual renueva nuestros sueños y nos desborda de gozo.

Lo que celebramos es la Vida que nos viene de Dios, no la muerte ni las llagas por sí mismas. Lo que desborda de esperanza nuestro corazón no es la crudeza de su pasión, sino el sentido redentor que vislumbramos en ella.

Contemplamos el sacrificio de Cristo con amor, con asombro, con dolor y arrepentimiento, con respeto y consuelo, justamente porque podemos reconocer en él la fuente de nuestra propia salvación.

Así, renovados en nuestra fe bautismal nos disponemos a morir con Cristo para vivir con él. Comprometemos también nuestras vidas para luchar contra toda injusticia; promoviendo la transformación de las actitudes, las estructuras o las condiciones de vida que perpetúan su pasión hoy en tantos y tantas que sufren a nuestro alrededor.

Jesús resucitado es la esperanza y la fuerza de aquellos crucificados por el mundo: los postergados, los pobres y sencillos, los olvidados, los humillados, los perseguidos. Pues con él viene la justicia: lo imposible, lo increíble, lo inesperado se vuelve certeza de la fe: la muerte ha sido vencida...
___________________

El Señor de la Historia es una canción que nos prepara para celebrar este misterio de la muerte y resurrección del Señor desde la perspectiva de la esperanza. La versión que escuchamos aquí es interpretación de Patricia Abarca y se encuentra en el disco "Toronto 2002, Con Cristo construimos la Paz", producido en Chile por la Vicaría de Pastoral Universitaria y el Arzobispado de Santiago como material de acompañamiento para el Encuentro Mundial de la Juventud, celebrado en Canadá el año 2002. El texto y los acordes los puedes bajar aquí (El Señor de la Historia). Para voces masculinas recomiendo transportar los acordes a G.

6 de marzo de 2008

Volver a volar




No basta "saber" que Dios es misericordioso, que nos conoce y quiere nuestro bien. La invitación es a compartir con él la vida, las luchas y las esperanzas, a confiarnos a su amor y su gracia.

La vida en el Espíritu consiste en un llegar a ser, aceptar, conocer y vivir plenamente lo que en verdad ya somos: hijos amados. Y este peregrinar pasa necesariamente por unir nuestro propio camino al de Jesús, el Hijo por el cual podemos llamar a Dios Padre.

En este tiempo en que buscamos una unión más íntima con el Señor y su misión, escuchamos su llamada: "El que quiera venir en pos de mí, que renuncie a sí mismo, que cargue con su cruz de cada día y me siga" (Lc 9, 23). ¿Cómo podría definir hoy el contenido de esta invitación para mi vida concreta?

Es confiándonos a su gracia, dejando de asegurarnos la aceptación o aferrarnos a lo que tenemos, que podemos ganar la verdadera libertad, esa vida en abundancia que nos permite movernos al compás de los soplos del Espíritu.

"Dame la cruz, te doy mi cruz, dame tu mano
sólo así podré entregarme por entero
y caminar nuevamente por el aire
como la hoja que se mueve con tu viento".

Pedimos humildemente durante este tiempo de Cuaresma que el Señor nos ayude a hacer la ofrenda del corazón libre, para que así, "siguiéndole en la pena, también le sigamos en la gloria" [EE 95].
___________________

Volver a volar es una composición del P. Juan Ignacio Pacheco. Se encuentra en su disco "Levántate", que puedes adquirir en las librerías del Movimiento de Schoenstatt o a través de Candil Producciones. Esta versión la interpreta Cristóbal Fones, SJ.

Puedes acceder a todo el material compuesto por el P. Juan Ignacio y por otros seminaristas y padres de Schoenstatt en Chile a través de este link (Música desde Schoenstatt). El texto con los acordes puedes descargarlo aquí (Volver a volar).

23 de febrero de 2008

Ven




Este llamado del Señor resuena hondo y calmo en nosotros... "Ven".

Y es que la invitación del Señor no está fundada en grandes discuros o en complejas verdades, sino en una relación personal con él. Dios se nos revela entero en Jesús como un Dios de amor, capaz de sostener nuestra vida y llenarla de sentido.

De eso trata esta canción, que pone en labios de Jesús hoy esas mismas palabras que pronunció delante de sus discípulos: "Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida" (Jn 14, 6). Hay un sólo modo de hacerlas propias en la vida de cada uno. Él nos conoce, nos sostiene y nos renueva desde nuestra historia concreta y única, nos llama por nuestro nombre.

La Cuaresma es un momento propicio para escuchar esta voz que nos levanta, nos acoge, nos desafía y nos "encamina" hacia el Padre y hacia la verdad más auténtica de nosotros mismos. ¿Cómo atrevernos a confiar, a alzar la mirada, a pedir perdón, a renovar nuestro compromiso, a reconocer su presencia en los demás?

San Alberto Hurtado, SJ decía que somos como "un disparo a la eternidad". Es en la intimidad de la relación con el Señor que nuestra vida adquiere un sentido perenne, que nuestros amores, nuestras andadas, nuestros sueños, adquieren un valor infinito. Este canto nos puede ayudar a escuchar esa voz que nos recibe a la vez que nos lanza a la vida verdadera, definitiva.
________________

Ven es una composición de Fernando Leiva, conocido cantautor católico chileno de larga trayectoria y reconocido talento. Se encuentra en su producción "Ven a mi ventana", publicada el año 2003. Encuentras la letra y los acordes de todas las canciones del disco aquí (Ven a mi ventana). Su trabajo evangelizador ha sido incansable. Muchos de sus cantos más conocidos como Aclaró, Tres cosas tiene el amor y Señor, ilumina mi vida están recopilados en el disco "Crecerá la Verdad", ya transformado en un clásico de la música cristiana contemporánea.

21 de febrero de 2008

Amar sin parar




Toda la Ley y los profetas se resumen en el mandamiento del amor (Mt 22, 36-40). Así de simple: no hay nada más grande, más duradero, más fundamental. Es amor lo que nos pide el Señor, no otra cosa. Sólo amando llegamos a conocerlo, sólo amando permanece él en nosotros (1 Jn 4, 7-12).

En este tiempo en que encontramos tantos motivos para malgastarnos tratando de "salvar" nuestra propia vida, nuestra imagen, nuestro éxito, este canto nos devuelve el deseo de amar hasta quedar consumidos, de perder la vida para hacerla plena.

Queremos renovar nuestra confianza en Dios durante esta Cuaresma, sabernos sus hijos e hijas amados, convertir el corazón para vivir reflejando su amor. ¡Cuánta gente no conocemos que se ha envejecido amando, entregándose por sus hijos, su familia, por los que sufren!

Y es que el amor verdadero no hace cálculos mezquinos, sino que se entrega y se crucifica junto al de Jesús. Gastar nuestras manos, abrazar al que está solo, perdonarnos, atreverse a apoyar la lucha justa de quien ha sido marginado.

Amar es la vocación del cristiano; es su horizonte y su misión. Ahí se juega nuestro sacerdocio bautismal, ofreciéndole a Dios el mundo, presentando sus necesidades; haciendo de nuestro propio corazón el altar donde la ofrenda de la vida se multiplica.
_____________

Amar sin parar es composición del P. Luciano Irmaín y forma parte del excelente trabajo que realiza junto al grupo Sertres en Argentina. Esta canción aparece en el disco (Cerca), que editó conjuntamente la Comunidad Misionera de Cristo Resucitado y la Productora De la Raíz el año 2004. Puedes bajar la letra y los acordes aquí (Amar sin parar).

15 de febrero de 2008

Volver a ti




La conversión es un proceso de liberación, de encuentro con lo más hondo de nuestra identidad. Desandar nuestras angustias y anclarnos en el amor fiel de Dios es el deseo profundo que anima nuestro regreso a los brazos del Padre.

Esta hermosa canción nos ayuda a disponernos en ese camino; un camino de retorno a lo fundamental, al amor primero que nos recrea, que nos sostiene y que nos ayuda a comprender quién realmente somos:

"Del barro antiguo, hacia tu imagen
dejar soplar tu aliento.
Recuperar mi nombre de hijo,
estar vivo de nuevo".

Nuestro corazón fácilmente se desordena. Y cuando nuestros afectos están esparcidos, sin horizonte, nos vemos como envueltos en un pozo sin salida. Volver a Dios, volver a ser... volver a respirar. Es un aprendizaje que toma la vida entera y el compromiso de un corazón apasionado.

En este tiempo de Cuaresma, pidamos al Señor, como lo hace San Ignacio en los Ejercicios Espirituales, para que "todas nuestras intenciones, acciones y operaciones sean puramente ordenadas en servicio y alabanza de su divina majestad".
_______________

Volver a ti es una composición del P. Eduardo Meana, SDB, ya de larga trayectoria en la composición cristiana. Encuentras el texto y los acordes aquí (Volver a ti). La versión que presentamos en este blog es interpretación de la cantante chilena María José Bravo. Se encuentra en su último disco Amar y más amar, que distribuye Candil Producciones.

8 de febrero de 2008

Creo en ti, te lo vuelvo a decir




En nuestra debilidad se muestra la grandeza de Dios. Y es que la fe siempre es riesgo, es abandono; confianza absoluta en la fuerza que viene de él y que es capaz de transformar nuestra fragilidad.

La vulnerabilidad es parte esencial de nuestra vida en Cristo, pues sólo aceptándonos, pidiendo perdón, ofreciéndonos es que verdaderamente ganamos la vida. De eso trata esta canción.

El tiempo de la Cuaresma es un tiempo propicio para "dejarnos llevar por la fiel voluntad del Señor", para "caminar en su gracia" y "echar las redes en su mar sin final". Pedimos la gracia de la conversión y confirmamos la fe bautismal que nos ha incorporado a Jesús para siempre: "Creo en ti, te lo dice la seguridad que me da tu amor..."

El primer paso para cambiar nuestras vidas y ordenar los afectos, como nos recuerda San Ignacio, es el reconocimiento de Dios mismo como nuestro Principio y Fundamento, y de nuestra vocación profunda a su servicio y alabanza. Se trata de un acto de fe que va transformando nuestras vidas, pues se va haciendo carne y actualizando en nuestras decisiones cotidianas.

Oramos con toda la Iglesia:

"Ven, Señor, en nuestra ayuda,
para que podamos vivir y actuar siempre
con aquel amor que impulsó a tu Hijo
a entregarse por nosotros."
(Colecta, V Domingo de Cuaresma)
________________

La canción Creo en ti, te lo vuelvo a decir es composición de Juan Manuel León, SDB. Forma parte del disco "Más allá de las cumbres" en honor de la Beata Laura Vicuña (puedes bajar todas las canciones desde la sección Archivos y Recursos del menú principal). La producción pertenece a la Congregación Hijas de María Auxiliadora. Interpreta esta canción Patricia Abarca. Aquí puedes acceder al texto y los acordes (Creo en ti, te lo vuelvo a decir).

31 de enero de 2008

Himno de la mañana I




Cada mañana es un tiempo privilegiado para ofrecernos al Padre a corazón abierto. Este canto es un precioso himno de la liturgia que nos puede ayudar a conectarnos con este "Dios que trabaja", como dice San Ignacio, y que hace camino junto a los hombres y mujeres de nuestro mundo.

Con sencillez somos invitados a conectar nuestros propios afanes a los de los pobres y sencillos, esperando que la bondad de Dios convierta sus penas en sonrisas, comprometiendo nuestras vidas en la promoción de la justicia del Reino que sostiene su esperanza...

"Llorando van llevando la semilla;
duro quehacer de todos nuestros días.
¡Que vuelvan con canciones en sus labios,
trayendo entre los brazos sus gavillas!"

Nuevos días florecen para nosotros no sólo al amanecer. Cada vez que volvemos al Padre de la mano de Cristo, el tiempo de la vida se nos abre y nos descubre la alegría de saber que estamos juntos en este peregrinar. La conversión al Señor es siempre conversión al prójimo.

Hermanados en Jesús, animados por el Espíritu Santo, cantamos con nuestras voces y nuestras acciones la bondad de un Dios que no se cansa de llamarnos a compartir su mesa.
______________________

Este Himno de la mañana lo encuentras en el disco "El Señor es mi luz y mi salvación", publicado por Tiberíades. Lo interpretan sacerdotes y hermanos de la Congregación de Los Sagrados Corazones.

La letra y los acordes los puedes bajar aquí (Himno de la mañana I). Es un excelente material para oraciones comunitarias y retiros. La música es sencilla y fácil de seguir. Si se acompaña con la guitarra, recomiendo bajarla medio tono a E (Mi) para facilitar los acordes.