17 de noviembre de 2007

Al amanecer





"Tú que amaneciste de una Virgen Madre, tú que nos buscaste fuera del camino; ven por tus ovejas, ven a tus rediles... Tú que allá en el cielo enciendes estrellas y pintas hermosa nuestra luna llena, ven en este día, ven a la tarea por un cielo nuevo y una tierra nueva."

Muchas veces nos cuesta comenzar el día, hacernos presentes a la bondad de Dios que se nos regala como fuente, como sentido, como esperanza. Esta canción es un precioso himno compuesto por el P. Esteban Gumucio, SSCC., con música de Andrés Opazo y arreglos de Luciano Valdebenito. Las cuatro estrofas siguen la misma melodía, lo que hace esta oración muy apta para cantar en comunidad o simplemente para aprenderla a modo de mantra.

Ese Dios poderoso que derrocha su belleza en la Creación es quien puede darnos el soplo divino que hará de nuestro día un espacio de humanización. Ese Dios amanecido en la carne, Pastor cercano que sale a nuestro encuentro, es quien trae cantos de vida al alma adormecida. Ese Dios viento y vuelo es el que camina junto a nosotros, junto a nuestra familia, a los compañeros de trabajo o de estudio, a los pobres y los abatidos, y así recrea el universo y nos enseña a andar tras sus pasos.

Esta versión, interpretada por Laura Yañez, se encuentra en el disco "Jesús es la Buena Noticia" del grupo Los Perales (Tiberíades). El texto y los acordes los puedes bajar aquí (Al amanecer.pdf). Recomiendo memorizar la letra de la canción y dejar que aparezca cuando vayas en el bus, en el automóvil, en la calle... en tu segundo de silencio al despertar a un nuevo día.